EXPLAYANDOSE.......
Por una expansion de la conciencia.


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [105] Sindicar categoría
Advertencia legal. [1] Sindicar categoría
Antiguos astronautas,vida extraterrestre en el pasado. [18] Sindicar categoría
Astrologia. [1] Sindicar categoría
Audios,podcasts [12] Sindicar categoría
Autoayuda. [9] Sindicar categoría
Ayudas [27] Sindicar categoría
Barbaries de las religiones. [1] Sindicar categoría
Ciencia [245] Sindicar categoría
Conspiracion. [195] Sindicar categoría
Crecimiento personal. [20] Sindicar categoría
Curiosidades. [1] Sindicar categoría
Cursos. [4] Sindicar categoría
Definiciones. [8] Sindicar categoría
E.F.T. [5] Sindicar categoría
Ecologia,cambio climatico... [43] Sindicar categoría
Energias planetgarias,mes mes.: [9] Sindicar categoría
Enigmas. [46] Sindicar categoría
Entrevistas. [28] Sindicar categoría
Espiritualidad [27] Sindicar categoría
Fisica cuantica [11] Sindicar categoría
INDIOS HOPI [5] Sindicar categoría
KABALAH [29] Sindicar categoría
Las 7 grandes leyes mentales. [1] Sindicar categoría
Ley de atraccion. [20] Sindicar categoría
Libros [69] Sindicar categoría
Los 7 principios universales. [7] Sindicar categoría
Luna. [6] Sindicar categoría
Metafisica. [7] Sindicar categoría
Minerales,gemas,piedras... [1] Sindicar categoría
Numerologia [2] Sindicar categoría
O.V.N.I.s [120] Sindicar categoría
Origenes,historia: [27] Sindicar categoría
Otros [82] Sindicar categoría
Profecias. [13] Sindicar categoría
Reiki. [21] Sindicar categoría
Salud. [103] Sindicar categoría
Sociedades secretas. [14] Sindicar categoría
Sueños [8] Sindicar categoría
Tierra hueca [2] Sindicar categoría
Videos [147] Sindicar categoría
Videos relax. [6] Sindicar categoría

Archivo
Julio 2009 [10]
Junio 2009 [98]
Mayo 2009 [95]
Abril 2009 [126]
Marzo 2009 [140]
Febrero 2009 [77]
Enero 2009 [57]
Diciembre 2008 [39]
Noviembre 2008 [71]
Octubre 2008 [75]
Septiembre 2008 [60]
Agosto 2008 [35]
Julio 2008 [26]
Junio 2008 [32]
Mayo 2008 [41]
Abril 2008 [57]
Marzo 2008 [72]
Febrero 2008 [30]
Enero 2008 [91]
Diciembre 2007 [88]
Noviembre 2007 [86]
Octubre 2007 [72]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


MENSAJES DE OTROS MUNDOS.

Si realmente hay algo de verdad en lo que dicen algunos contactados al asegurar que los ovnis nos visitan y que incluso hay un objeto de grandes dimensiones, no humano, que está circunnavegando nuestro sistema solar dejando sondas espaciales y satélites artificiales, deberíamos tener alguna confirmación científica de ello. Debería haber, al menos, señales de radio que fueran captadas y que no procedieran de la Tierra. Y las hay...


NiKola Tesla (1856-1943). El excéntrico inventor estaba convencido de haber recibido un mensaje extraterrestre.

 
En 1889 la millonaria francesa Anna Émile Guzmán creó un premio a quien fuera capaz de entrar en contacto con un objeto celeste o un planeta, premio que sería entregado por la Academia de Ciencias francesa. Año tras año quedó sin propietario hasta que en 1969 fue entregado a los tres astronautas del Apolo XI por su primer viaje a la Luna. Seguramente, no era lo que ella pretendía, pero era el intento más serio que se había realizado de expandir nuestras fronteras a otros mundos.
A finales del siglo XIX, el científico Nikola Tesla aseguró haber recibido el “saludo de otro mundo” en el transcurso de uno de sus experimentos efectuados con un aparato de su propia invención que denominó "Teslascopio" y con el que afirmó haber recibido "señales de Marte" y hasta dijo: "He sido la primera persona en recibir un saludo de otro planeta”.
Guillermo Marconi, el 20 de enero de 1919, declaraba ante el The New York Times que mientras realizaba unos experimentos de comunicación entre ambas orillas del océano Atlántico a través de la telegrafía sin hilos, detectó lo que parecían señales inteligentes procedentes del planeta Marte.
 

El gran Guillermo Marconi(1874-1937), pensaba que la comunicación con seres de otros planetas, a través de la radio, era posible.










Marconi era Premio Nobel de Física en 1909 y cuando dijo que había obtenido señales cifradas de diferente duración similares al código Morse que ni él podía identificar y que su origen parecía provenir del espacio exterior, en la dirección Marte, la cosa no era para tomarla a risa. Lo malo es que poco más se supo sobre estas ondas recibidas, hubo un impenetrable misterio que otras personas intentaron desentrañar. Tan sólo sabemos que Marconi, en años posteriores y a borde de su barco Electra, hizo experimentos secretos para intentar establecer una comunicación con esas señales, pero nunca transcendió nada.
Pocos años después, en 1924, David Todd dijo haber recibido de Marte, en una de sus máximas aproximaciones a la Tierra, una serie de señales como puntos y rayas del código Morse que dibujaban un rostro humano. ¿Y si no procedieran de Marte?
No fueron las únicas señales de radio extrañas que se detectaron. Otras fueron captadas en Eindhoven (Holanda) y en Oslo (Noruega) durante la década de los 20, sin que se llegaran a descifrar. O eso creían. El 3 de abril y el 11 de octubre de 1928 el técnico noruego Carl Störmer y el científico holandés Baltasar van der Pol trasmiten en la banda 31.4 de longitud de onda en grupos de tres puntos y detectan unos ecos que regresan en intervalos de tres y treinta segundos: las señales regresaban con una regularidad extraordinaria como si rebotaran en algún objeto perdido en el espacio.
¿Sonda espacial extraterrestre?
Muchos lo pensaban, pero nadie se atrevía a decirlo hasta que un astrónomo norteamericano, R. N. Bracewell, se atrevió a sugerir que una sonda espacial procedente del espacio interestelar pudiera haber estado girando alrededor de la Tierra en un intento de establecer contacto con nosotros. Esto no cayó en el vacío.
Hubo un científico escocés, Duncan Lunan, astrónomo de la Universidad de Glasgow y miembro de la ASTRA (Asociación Escocesa de Tecnología e Investigación Astronáutica), que retomó los experimentos de 1928 y descubrió que tales señales podían se interpretadas como mapas estelares que señalaban hacia una determinada estrella. Fue trazando un gráfico a partir de los ecos no explicados y al final resultó ser Epsilon de la constelación del Boyero, cuyo contorno se encontraba dibujado en el mensaje de radio. Su tesis la expone en su libro A la escucha de las estrellas (1974) y no es otra que una sonda espacial procedente de algún planeta extinguido de Epsilon intentaría atraer nuestra atención provocando el fenómeno, aún no explicado, de los “ecos retardados” (LDE) que se observan en algunas de nuestras emisiones de radio. Sería una especie de nave alienígena automática que habría realizado un viaje de más de cien años luz, utilizando para propulsarse una curiosa tecnología de recolección de hidrógeno interestelar, acelerando por medio de la fusión nuclear. Una nave lanzada desde Epsilon que habría estado transmitiendo datos, en forma de emisiones de radio, delatando su lugar de origen y aportando conocimientos sobre su tecnología, en busca de encontrar planetas con la posibilidad de albergar vida. Los mensajes, una vez transcritos en el gráfico, indicaban que su origen se remontaba a 13.000 años, pues así era representada esta constelación vista desde la Tierra hace esa cantidad tremenda de años.
Lunan tuvo la osadía de traducir el supuesto mensaje que se recibió de la sonda:
“Somos de Epsilon del Boyero, que es una estrella doble. Vivimos en el sexto planeta de un sistema de siete. Nuestro sexto planeta tiene una luna, nuestro cuarto planeta, tres; nuestros planetas primero y tercero una cada uno. Nuestra sonda está en órbita de vuestra Luna. La distancia orbital del sexto planeta es de 1755 millones de kilómetros. El séptimo planeta está a 2913 millones de kilómetros del Sol. El sexto planeta no es nuestro hogar originario. La sonda ha sido lanzada desde el séptimo planeta para girar en torno al Sol mayor y, desde allí, aprovechar el empuje gravitacional del Sol menor. La sonda está preparada para comunicar a través del láser”.
 
En la época que se recibieron los extraños mensajes, la sonda estaría situada no muy lejos de nuestro planeta, en uno de los “puntos Lagrange” del sistema Tierra-Luna a la espera de ser localizada y mantener un contacto con los humanos. Sugerente hipótesis a mitad de camino de la ciencia y la especulación. De ser cierto, explicaría muchas incógnitas que estamos planteando en este reportaje. Lo malo es que nunca más se volvió a recibir la señal de radio. ¿O tal vez sí?
Desde 1960 hasta finales del siglo XX se han puesto en marcha proyectos oficiales amparados en su gran mayoría por el gobierno estadounidense con la intención de encontrar vida extraterrestre más allá de nuestra atmósfera. Proyectos como Ozma, CETI, SETI o Fénix son los más conocidos con el único objetivo de escrutar el universo en busca de ecos anómalos y señales de radio o cualquier otro origen que evidencie que no estamos solos. El gran radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, es el que ha centralizado buena parte de los rastreos de las profundidades del espacio en busca de esta clase de señales y, paradójicamente, el que menos éxito ha tenido.
Una señal muy famosa, y fallida, fue la que Frank Drake recibió durante el proyecto Ozma procedente de las estrellas Tau Ceti y Epsilon Eridani, de una intensidad muy fuerte y con carácter claramente inteligente. El entusiasmo de Drake se desinfló cuando comprobó que el origen se encontraba en la emisión de un experimento militar.
Pero no sólo era privativo de Estados Unidos esta clase de experimentos. En 1973 el astrónomo ruso Kaplan, de la Universidad de Gorka, afirmó haber detectado señales de una alta frecuencia de origen artificial y desconocido proveniente de algún lugar dentro de nuestro Sistema Solar, lo que abonó la hipótesis de que algún artefacto extraterrestre estaría enviando señales desde un lugar más cerca de lo que pensamos. No fue la única señal extraña. El 15 de agosto de 1977 a las 23,30 horas a través del radio telescopio Big Ear se recibió una señal de radio desde el espacio de la zona de la constelación de Sagitario. Tuvo una duración de 72 segundos y poseía una intensidad muy superior al ruido de fondo. La señal no se grabó pero sí fue registrada gráficamente en la vieja impresora del ordenador del observatorio de Big Ear.


La señal, una vez más, no volvió a ser recibida siendo un verdadero misterio su origen.

 

La señal Wow

El programa SETI de búsqueda de vida inteligente fuera de la Tierra ya se había puesto en marcha unos años antes y uno de los investigadores, Jerry Ehman, fue el que descubrió con un sobresalto esa señal en el papel continuo de la impresora, escribiendo con bolígrafo rojo al borde del papel: “Wow!”: se trataba de una fuente de radio de banda estrecha que procedía del espacio, en concreto de la dirección de Sagitario, y de un ámbito de frecuencias de unos 1.420 megahertzios, es decir, parecía la primera señal radiofónica localizada de una inteligencia extraterrestre. Como suena.
Eran las 23,30 horas del 15 de agosto de 1977. A través del radiotelescopio Big Ear, se recibió una señal de radio desde el espacio de la zona de la constelación de Sagitario, con una duración de 72 segundos. Tenía una intensidad muy superior al ruido de fondo. La señal no se grabó, pero sí fue registrada gráficamente en la impresora del ordenador del observatorio. Nunca antes se había detectado algo tan espectacular.



Tan emocionado se mostró Jerry Ehman que creyó que era la primera señal localizada de inteligencia extraterrestre. Todos los científicos revisaron la señal, analizando los datos en código que el ordenador les había ofrecido. Su origen se encontraba en la banda del hidrógeno neutro, la más abundante del universo y la que tiene más opciones de recibir un mensaje alienígena, al ser un canal óptimo para la recepción y la emisión de mensajes.
La señal, una vez más, no volvió a ser recibida siendo un misterio su verdadero origen.
De nuevo el mismo juego cósmico del despiste. Lo curioso es que entre las señales más interesantes del Proyecto Fénix, que comenzó a funcionar en febrero de 1995, se encuentran las recibidas por el radiotelescopio de Ohio y que proceden precisamente de la constelación de Sagitario.
Para colmo, el 6 de noviembre de 1991 el observatorio de Kitt Peak, en Arizona (EE.UU), detectó un objeto situado a tan solo 180.000 kilómetros de la Tierra. Un extraño objeto de unos 8 metros de diámetro cuya órbita era perfectamente circular y no elíptica, por lo que se pensó que podría ser alguna sonda artificial. Si su procedencia no era terrestre, la siguiente opción parece muy clara: ¿se trataría tal vez de la sonda de Epsilon que Duncan Lunan consiguió localizar y descifrar? ¿Explicaría tantas observaciones anómalas que se han realizado con los telescopios? Lo malo es que estas señales y estos objetos no tienen continuidad ni en el tiempo ni en el espacio...

¿Encontrado el planeta Vulcano?

En 1960, la estrella Epsilon Eridani, de la constelación de Eridanus, fue uno de los dos objetivos de la primera búsqueda SETI, en concreto del Proyecto Ozma, de Frank Drake. Unos pocos años después, cuando la serie de Star Trek llegó a las pantallas de televisión de Norteamérica, Epsilon Eridani fue designado como el sol de Vulcano, el mundo del Sr. Spock y de Tuvak. Cuando ya parecía estar olvidada esta estrella, e n el año 2000 un grupo internacional de astrónomos dijo haber descubierto un planeta orbitando en las cercanías precisamente de la estrella Epsilon Eridani, de la constelación Eridanus. La noticia captó inmediatamente la atención de los astrónomos y de los fanáticos de Star Trek de todo el mundo.
Epsilon Eridani es una estrella vecina de nuestro propio Sol, a únicamente 10,5 años luz de distancia. Esto significa que en gran medida, el nuevo planeta es el más cercano observado hasta ahora fuera de nuestro Sistema Solar. Como el Dr. William Cochran, que dirige al equipo de la Universidad Texas, dice: “Detectar un planeta orbitando Epsilon Eridani, una estrella muy similar a nuestro propio sol y a solamente 3,22 parsecs de la Tierra, es como encontrar un planeta en nuestro propio patio trasero”.

La masa del nuevo planeta es similar a la de Júpiter y su órbita es muy parecida a la de los planetas de nuestro propio Sistema Solar. Su distancia respecto a Epsilon Eridani está en alguna parte entre las distancias al Sol de Marte y Júpiter, vamos, la distancia ideal para albergar alguna clase de vida, y apenas tarda algo menos de 7 años en terminar una órbita. Ya hay quien ha bautizado a este planeta como Vulcano, en recuerdo de Star Trek y muchos creen que de él pueden proceder algunas de las señales de radio más enigmáticas que han captado los observatorios de la Tierra.
¿Chi lo sa?
 
 
Fuente: Revista Digital Angulo 13
Agradezco a: Juanca Romero H. - España
 
Informó: Guillermo D. Giménez - Argentina

Por david_kether - 11 de Enero, 2008, 21:29, Categoría: O.V.N.I.s
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Enero 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Links
Asociacion independiente para defender la salud
ayuda-psicologica
bibianabryson
bibliotecapleyades
chamanaurbana
concienciame
conspiracionredmagdala
cronicasubterranea
Cuaderno de agua
Cursos gratis
despiertateya
ecoportal
El mundo en accion
el-amarna
elproyectomatriz
escuadrondelaverdad
escuadrondelaverdad
espiritualidad y politica
exopolitica
genciencia
Guiadeprogramasderadioytvdemisterio
hordashispanicas.
http://wabbblalogia.blogspot.com/
Informacion clasificada.
La foto astronomica del dia.
mundosinguerras
noticiaserb,otre forma de ver el mundo.
nuevamedicinahamer
numerologiapractica
paleoastronautica
peterpetrellisite
plural-21
portal de la comunidad de los escuadrones por la verdad
Prueba documental.
Rafapal
Red de Prensa No Alineados
reflexoyquiromasaje
Revista digital angulo 13.
saludnaturismovegetariano
sanacionysalud.
sinhumos
skyfind
Sociedad alternativa
Terapias de sonido.
the-end-in-the-world
tnopala Un paseo multidimensional en la aventura Humana
WIKI conspiracion
www.rebelion.org

 

Blog alojado en ZoomBlog.com