EXPLAYANDOSE.......
Por una expansion de la conciencia.


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [105] Sindicar categoría
Advertencia legal. [1] Sindicar categoría
Antiguos astronautas,vida extraterrestre en el pasado. [18] Sindicar categoría
Astrologia. [1] Sindicar categoría
Audios,podcasts [12] Sindicar categoría
Autoayuda. [9] Sindicar categoría
Ayudas [27] Sindicar categoría
Barbaries de las religiones. [1] Sindicar categoría
Ciencia [245] Sindicar categoría
Conspiracion. [195] Sindicar categoría
Crecimiento personal. [20] Sindicar categoría
Curiosidades. [1] Sindicar categoría
Cursos. [4] Sindicar categoría
Definiciones. [8] Sindicar categoría
E.F.T. [5] Sindicar categoría
Ecologia,cambio climatico... [43] Sindicar categoría
Energias planetgarias,mes mes.: [9] Sindicar categoría
Enigmas. [46] Sindicar categoría
Entrevistas. [28] Sindicar categoría
Espiritualidad [27] Sindicar categoría
Fisica cuantica [11] Sindicar categoría
INDIOS HOPI [5] Sindicar categoría
KABALAH [29] Sindicar categoría
Las 7 grandes leyes mentales. [1] Sindicar categoría
Ley de atraccion. [20] Sindicar categoría
Libros [69] Sindicar categoría
Los 7 principios universales. [7] Sindicar categoría
Luna. [6] Sindicar categoría
Metafisica. [7] Sindicar categoría
Minerales,gemas,piedras... [1] Sindicar categoría
Numerologia [2] Sindicar categoría
O.V.N.I.s [120] Sindicar categoría
Origenes,historia: [27] Sindicar categoría
Otros [82] Sindicar categoría
Profecias. [13] Sindicar categoría
Reiki. [21] Sindicar categoría
Salud. [103] Sindicar categoría
Sociedades secretas. [14] Sindicar categoría
Sueños [8] Sindicar categoría
Tierra hueca [2] Sindicar categoría
Videos [147] Sindicar categoría
Videos relax. [6] Sindicar categoría

Archivo
Julio 2009 [10]
Junio 2009 [98]
Mayo 2009 [95]
Abril 2009 [126]
Marzo 2009 [140]
Febrero 2009 [77]
Enero 2009 [57]
Diciembre 2008 [39]
Noviembre 2008 [71]
Octubre 2008 [75]
Septiembre 2008 [60]
Agosto 2008 [35]
Julio 2008 [26]
Junio 2008 [32]
Mayo 2008 [41]
Abril 2008 [57]
Marzo 2008 [72]
Febrero 2008 [30]
Enero 2008 [91]
Diciembre 2007 [88]
Noviembre 2007 [86]
Octubre 2007 [72]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


10 de Abril, 2008


Practicando el Poder del Ahora.

LA ACEPTACIÓN DEL AHORA

ACEPTACIÓN Y RENDICIÓN

LA ACEPTACIÓN DEL AHORA

Cuando te rindes a lo que es
y estás plenamente presente, el pasado ya no tiene ningún poder.
Entonces se abre el reino del Ser,
que había quedado oscurecido por la mente.
De repente, surge una gran quietud dentro de ti,
la sensación de una paz insondable.
Y en esa paz hay una gran alegría.
Y dentro de esa alegría hay amor.
Y en su núcleo más interno está lo sagrado,
lo inconmensurable, Eso que no puede ser nombrado.


LA IMPERMANENCIA Y LOS CICLOS DE LA VIDA

Hay fases de éxito en que las cosas vienen a ti y se desarrollan, y fases de fracaso en que las cosas se marchitan, se desintegran y tienes que dejarlas ir para que puedan surgir otras nuevas, o para que se produzca la transformació n.
Si, llegado a ese punto, te apegas y te resistes, te estás negando a seguir el flujo de la vida, y eso te hará sufrir. La disolución es necesaria para que se produzca un nuevo crecimiento. Ambos aspectos no pueden existir separadamente.
La fase descendente del ciclo es absolutamente esencial para la realización espiritual. Debes de haber fracasado rotundamente a algún nivel, o haber experimentado una pérdida seria o un dolor, para sentirte atraído por la dimensión espiritual. O quizá el éxito mismo haya perdido significado, quedándose vacío y convirtiéndose en fracaso.
El fracaso reside oculto en cada éxito, y el éxito en cada fracaso. En este mundo, es decir, en el nivel de las formas, todos «fracasamos» antes o después, y todas las realizaciones acaban convirtiéndose en nada. Todas las formas son impermanentes.
Puedes mantenerte activo y disfrutar manifestando y creando nuevas formas y circunstancias, pero ya no te identificarás con ellas. No las necesitas para tener una identidad. Ellas no son tu vida; sólo son tu situación de vida.
El ciclo tiene una duración variable que va de unas pocas horas a varios años. Hay ciclos largos y ciclos breves dentro de los ciclos largos. Muchas enfermedades se generan por luchar contra las fases de baja energía, que son vitales para la regeneración. La acción compulsiva y la tendencia a extraer la propia autoestima y la identidad de factores externos, como el éxito, es una ilusión inevitable mientras te identifiques con la mente.
Esto hace que no puedas aceptar las fases bajas del ciclo, que no las dejes ser. Finalmente, la inteligencia del organismo puede adueñarse de la situación como medida de autoprotecció n y provocar una enfermedad que te obligue a detenerte para que pueda tener lugar la necesaria regeneración.
En cuanto la mente juzga que un estado o situación es «bueno», le toma apego y se identifica con él, tanto si se trata de una relación como de una posesión, un papel social, un lugar o tu cuerpo físico. La identificació n te hace feliz, hace que te sientas bien contigo mismo, y ese estado o situación puede llegar a convertirse en parte de quien eres o de quien crees ser.
Pero nada es duradero en esta dimensión donde la polilla y el orín consumen. La situación acaba, o cambia, o puede producirse un cambio de polaridad: lo que ayer o el año pasado era bueno, súbita o gradualmente se vuelve malo. La misma situación que antes te hacía feliz, ahora te hace desgraciado. La prosperidad de hoy se convierte en el consumismo vacío de mañana. La boda feliz y la luna de miel se convierten en un doloroso divorcio o en una convivencia infeliz.
O también puede ocurrir que desaparezca una situación y su ausencia te haga infeliz. Cuando el estado o situación con el que la mente se ha identificado cambia o desaparece, ésta no puede aceptarlo. Se apegará al estado que ha desaparecido y se resistirá al cambio. Es casi como si nos cortaran un miembro del cuerpo.
Esto significa que tu felicidad y tu infelicidad son, de hecho, la misma cosa. Sólo las separa la ilusión del tiempo.

NO OFRECER RESISTENCIA A LA VIDA es estar en un estado de gracia, tranquilidad y ligereza, un estado que no depende de que las cosas sean de cierta manera, buenas o malas.
Parece paradójico y, sin embargo, cuando desaparece la dependencia interna de la forma, la situación general de tu vida, lo que tiene relación con las formas externas, parece mejorar enormemente. Las cosas, las personas o las situaciones que creías necesitar para ser feliz ahora llegan a ti sin esfuerzo ni lucha por tu parte, y eres libre de disfrutarlas y apreciarlas mientras duren.
Todas esas cosas, evidentemente, seguirán teniendo un final, los ciclos irán y vendrán, pero cuando desaparece la dependencia, desaparece también el miedo a la pérdida. La vida fluye con tranquilidad.
La felicidad derivada de una fuente secundaria nunca es muy profunda. Sólo es un pálido reflejo de la alegría de Ser, de la vibrante paz que encuentras en tu interior cuando entras en el estado de no-resistencia. El Ser te lleva más allá de los opuestos polares de la mente y te libera de la dependencia de la forma. Aunque todo colapsara y se derrumbara a tu alrededor, en lo profundo de tu núcleo interno seguirías sintiéndote en paz. Puede que no te sintieras feliz, pero al menos estarías en paz.

USO Y RENUNCIA DE LA NEGATIVIDAD

Toda resistencia interna se experimenta como negatividad de uno u otro tipo. Toda negatividad es resistencia. En este contexto, ambas palabras son casi sinónimas.
La negatividad va desde la irritación o la impaciencia hasta la ira encendida, desde el estado de depresión anímica o resentimiento hasta la desesperación suicida. A veces la resistencia activa el cuerpo-dolor emocional y, en tal caso, cualquier roce sin importancia puede producir una intensa negatividad en forma de ira, depresión o una pena muy honda.
El ego cree que puede manipular la realidad mediante la negatividad y conseguir lo que quiere.
Cree que la negatividad le permite atraer un estado agradable o disolver un estado desagradable.
Si «tú» —la mente— no creyeras que la negatividad funciona, ¿para qué habrías de crearla? La cuestión es que, de hecho, la negatividad no funciona. En lugar de atraer un estado deseable, más bien le impide emerger. En lugar de disolver un estado indeseable, lo mantiene en su lugar. La única «utilidad» de la negatividad es fortalecer el ego, y por eso al ego le encanta.
Cuando estás identificado con una emoción negativa no quieres soltarla, y en algún profundo nivel inconsciente no deseas un cambio para mejor porque pondría en peligro tu identidad de persona deprimida, enfadada o maltratada. Entonces ignorarás, negarás o sabotearás lo positivo de tu vida. Éste es un fenómeno bastante común. Y una locura.

OBSERVA CUALQUIER PLANTA O ANIMAL Y PERMITE QUE TE ENSEÑE A ACEPTAR LO QUE ES, a rendirte al ahora.
Deja que te enseñe a Ser. Deja que te enseñe integridad, qué significa ser uno mismo, ser real.
Deja que te enseñe a vivir y a morir, y a no hacer un problema de la vida y de la muerte.
Las emociones negativas recurrentes contienen a veces un mensaje, como también lo contienen las enfermedades. Pero cualquier cambio que introduzcas, tanto si tiene que ver con tu trabajo como si afecta a tus relaciones o a tu entorno, será superficial a menos que surja de un cambio en tu nivel de conciencia. Y en cuanto a eso sólo puedo aconsejarte una cosa: mantente más presente. Cuando hayas alcanzado cierto grado de presencia, ya no necesitarás que la negatividad te indique qué necesita tu situación de vida.
Pero mientras la negatividad esté ahí, úsala. Úsala como recordatorio de que has de estar más presente.

Cuando sientas surgir la negatividad en tu interior, tanto si está causada por algo externo como si está provocada por un pensamiento o por nada concreto de lo que seas consciente, considérala una voz que te dice: «Atención. Aquí y ahora. Despierta. Sal de tu mente. Mantente presente.»
Hasta la más leve irritación es significativa y tiene que ser reconocida y registrada para que no haya una acumulación de reacciones no observadas.
Es posible que al darte cuenta de que no quieres tener ese campo energético negativo en tu interior, de que no tiene ningún propósito, simplemente renuncies a él. Pero, si es así, asegúrate de soltarlo completamente. Si no puedes hacerlo, acepta que está ahí y lleva tu atención a la sensación.

COMO ALTERNATIVA, PUEDES HACER DESAPARECER LA EMOCIÓN NEGATIVA imaginándote que te has vuelto transparente a la causa externa de esa reacción.
Te recomiendo que al principio lo practiques con cosas pequeñas, incluso triviales. Digamos que estás tranquilamente sentado en tu casa. De repente oyes el sonido penetrante de una alarma de automóvil que suena en la calle. Surge la irritación. ¿Qué propósito tiene esa irritación? Ninguno en absoluto. ¿Por qué la has creado? No la has creado, la ha creado tu mente. Ha sido una reacción totalmente automática, totalmente inconsciente.
¿Por qué la ha creado la mente? Porque cree inconscientemente que esa resistencia, que tú experimentas como negatividad o infelicidad, disolverá en cierto modo la situación indeseable. Esto, evidentemente, es una ilusión. La resistencia creada por la reacción —la irritación o el enfado, en este caso— es mucho más molesta que la causa original que está tratando de disolver.
Todo esto puede transformarse en una práctica espiritual.

SIÉNTETE COMO SI TE ESTUVIESES VOLVIENDO TRANSPARENTE, por así decirlo; como si no tuvieras la solidez de un cuerpo material. Ahora permite que el ruido, o cualquiera que sea la causa de la reacción negativa, te atraviese. Ya no golpea con una «pared» sólida en tu interior.
Como he dicho, al principio es mejor practicar con cosas pequeñas: la alarma del coche, el ladrido del perro, los gritos de los niños, el atasco de tráfico. En lugar de tener un muro de resistencia dentro de ti, golpeado constantemente por cosas «que no deberían estar ocurriendo», deja que todo te atraviese.
Imagina que alguien te dice algo grosero o con intención de molestarte. En lugar de caer en la reacción inconsciente y en la negatividad, en lugar de atacar, ponerte a la defensiva o retirarte, deja que las palabras te atraviesen limpiamente. No ofrezcas resistencia. Es como si ya no hubiera nadie que pudiera sentirse herido. Eso es perdón. Así es como te vuelves invulnerable.
Puedes seguir diciendo a esa persona que su conducta es inaceptable, si eso es lo que eliges. Pero esa persona ya no tiene el poder de controlar tu estado interno. Entonces eres dueño de ti mismo, no estás bajo el poder de otra persona, y tampoco te dejas controlar por tu mente. Tanto si se trata de una alarma de automóvil, de una persona grosera, de una inundación, un terremoto o de la pérdida de todas tus posesiones, el mecanismo de resistencia es el mismo.
Sigues buscando fuera y no puedes dejar de buscar. Quizás el próximo curso tengas la respuesta; quizás esa nueva técnica. A ti, personalmente, te digo:
NO BUSQUES LA PAZ. No busques ningún estado diferente del que tienes; así no producirás conflicto interno ni resistencias inconscientes.
Perdónate por no estar en paz. En el momento en que aceptas completamente tu falta de paz, la no-paz se transforma en paz. Cualquier cosa que aceptes plenamente te llevará allí, al estado de paz. Éste es el milagro de la rendición.
Cuando aceptas lo que es, cada momento es el mejor. Eso es iluminación.

LA NATURALEZA DE LA COMPASIÓN

CUANDO HAS IDO MÁS ALLÁ DE LOS OPUESTOS MENTALES, te vuelves como un profundo lago. La situación externa de tu vida, y lo que ocurra allí, es la superficie del lago. A veces está en calma, otras veces agitada, dependiendo de los ciclos y las estaciones. Sin embargo, en lo profundo, el lago siempre permanece inalterado. Tú eres todo el lago, no sólo la superficie, y estás en contacto con tu propia profundidad, que permanece absolutamente quieta.
No te resistes al cambio aferrándote mentalmente a ninguna situación. Tu paz interna no depende de ello. Habitas en el Ser —inmutable, intemporal, inmortal— y ya no dependes del mundo externo, de las formas eternamente cambiantes, para sentirte feliz o satisfecho. Puedes disfrutar de las formas, jugar con ellas, crear nuevas formas, apreciar la belleza de las cosas..., pero no necesitas apegarte a nada.
Mientras no seas consciente de Ser, la realidad de los demás seres humanos te evitará porque aún no has encontrado la tuya. Tu mente aceptará o rechazará la forma de los demás, que no es sólo su cuerpo; también incluye su mente. La verdadera relación sólo es posible cuando tienes conciencia de Ser.
Viniendo del Ser, percibirás el cuerpo y la mente de la otra persona como si sólo fueran una pantalla detrás de la cual puedes sentir su verdadera realidad, como sientes la tuya. Por eso, cuando tengas que afrontar el sufrimiento de otra persona o su conducta inconsciente, te mantendrás presente y en contacto con el Ser, y serás capaz de mirar más allá de la forma y de sentir el Ser puro y radiante de la otra persona a través del tuyo.
En el nivel del Ser, uno reconoce que todo sufrimiento es ilusorio. El sufrimiento se debe únicamente a la identificació n con la forma. A veces, cuando la persona está preparada, el despertar de la conciencia de Ser produce curaciones milagrosas.
La compasión es la conciencia del vínculo profundo que te une a todas las criaturas. La próxima vez que digas «no tengo nada en común con esa persona», recuerda que sí tienes mucho en común: dentro de unos pocos años —que sean dos o setenta no supone una gran diferencia— ambos os habréis convertido en cadáveres en putrefacción, después en montones de polvo y más adelante en nada en absoluto. Esta toma de conciencia fomenta un sentimiento de cordura y humildad y no deja lugar al orgullo. ¿Es éste un pensamiento negativo? No, es un hecho. ¿Por qué darle la espalda? En este sentido, existe una igualdad total entre tú y todas las demás criaturas.

UNA DE LAS PRÁCTICAS ESPIRITUALES MÁS PODEROSAS es la de meditar profundamente en la mortalidad de las formas físicas, incluida la propia. A esto se le llama «morir antes de morir».
Entra en esta práctica profundamente. Tu forma física se está disolviendo, deja de ser. Después llega un momento en que todas las formas mentales o pensamientos también mueren. Sin embargo, tú, la presencia divina que eres, sigues estando allí. Radiante, plenamente despierto.
Nada real ha muerto jamás; sólo los nombres, las formas y las ilusiones.
En este nivel profundo, la compasión se convierte en sanación en su sentido más amplio. En ese estado, tu influencia sanadora no se basa fundamentalmente en el hacer, sino en el ser. Todas las personas con las que entres en contacto se sentirán tocadas por tu presencia y afectadas por la paz que emanas, seas consciente de ello o no.
Cuando estás plenamente presente y la gente que te rodea muestra una conducta inconsciente, no sientes la necesidad de reaccionar a ella porque no le concedes el carácter de realidad. Tu paz es tan profunda y vasta que cualquier cosa que no sea paz desaparece en su seno como si nunca hubiera existido. Esto rompe el ciclo kármico de acción y reacción.
Los animales, los árboles y las flores sentirán tu paz y responderán a ella. Enseñas mediante tu ser, demostrando la paz de Dios.
Te conviertes en la «luz del mundo», una emanación de conciencia pura, y por tanto eliminas el sufrimiento de raíz. Eliminas la inconsciencia del mundo.

LA SABIDURÍA DE LA RENDICIÓN

La cualidad de tu conciencia en este momento es el principal determinante del tipo de futuro que experimentará s; por tanto, rendirte es la cosa más importante que puedes hacer para provocar un cambio positivo. Cualquier acción que emprendas es secundaria. Ninguna acción verdaderamente positiva puede surgir de un estado de conciencia que no sea de rendición.
Para algunas personas, la rendición puede tener una connotación negativa que implica derrota, renuncia, incapacidad de responder a las pruebas de la vida, letargo, etc. La verdadera rendición, no obstante, es algo totalmente diferente. No significa soportar pasivamente cualquier situación en la que te encuentres sin hacer nada al respecto. Tampoco significa dejar de hacer planes o de iniciar acciones positivas.
LA RENDICIÓN ES UNA SABIDURÍA SIMPLE pero profunda que implica ceder más que oponerse al flujo de la vida. El único lugar donde puedes experimentar el flujo de la vida es el ahora; por tanto, rendirse es aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas. Es renunciar a la resistencia interna a lo que es.
Resistirse internamente es decir «no» a lo que es mediante el juicio mental y la negatividad emocional. La resistencia suele agudizarse cuando las cosas «van mal», lo que significa que hay una distancia entre las demandas o rígidas expectativas de tu mente y lo que es. En esa brecha anida el dolor.
Si has vivido lo suficiente, sabrás que las cosas «van mal» con bastante frecuencia. Es precisamente en esos momentos cuando tienes que rendirte si quieres eliminar el dolor y el sufrimiento de tu vida. La aceptación de lo que es te libera inmediatamente de tu identificació n mental y vuelve a conectarte con el Ser. La resistencia es la mente.
La rendición es un fenómeno puramente interno, que no implica que en lo externo no puedas emprender acciones para cambiar la situación.
De hecho, para rendirte no tienes que aceptar la situación general, sino sólo el pequeño segmento llamado el ahora. Por ejemplo, si mientras vas conduciendo por el campo te quedas atascado en medio del barro, no dirás: «Vale, me resigno a quedarme atascado.» Resignación no es rendición.

NO TIENES POR QUÉ ACEPTAR UNA SITUACIÓN DE VIDA DESAGRADABLE O INDESEABLE. Tampoco tienes que engañarte y decirte que no tiene nada de malo. No. Reconoces plenamente que quieres salir de ella, y entonces limitas tu atención al momento presente sin ponerle ninguna etiqueta mental.
Eso significa que no hay juicio sobre el ahora. Por tanto, no hay resistencia ni negatividad emocional. Aceptas el momento tal como es.
Después te pones en acción y haces todo lo posible por salir de la situación.
Eso es lo que denomino acción positiva. Es mucho más eficaz que la acción negativa, surgida de la ira, de la desesperación o de la frustración. Hasta alcanzar el resultado deseado, continúas practicando la rendición negándote a etiquetar el ahora.
Permíteme una analogía visual para ilustrar el punto que estoy tratando de exponer. Vas caminando de noche por un sendero y estás rodeado por una densa niebla. Pero tienes una linterna muy potente que la atraviesa y crea un espacio estrecho y claro frente a ti. La niebla es tu situación de vida, que incluye el pasado y el futuro; la linterna es tu presencia consciente; el espacio claro es el ahora.
La no-rendición endurece tu forma psicológica, el caparazón del ego, creando así una fuerte sensación de separación. El mundo que te rodea, y en particular la gente, pueden parecerte amenazantes. Surge una necesidad compulsiva inconsciente de destruir a los demás mediante juicios, y también la de competir y dominar. Hasta la naturaleza se convierte en tu enemigo, porque tus percepciones e interpretaciones están gobernadas por el miedo. La enfermedad mental que llamamos paranoia sólo es una forma un poco más aguda de este estado de conciencia, normal pero disfuncional.
No sólo tu forma psicológica, sino también tu forma física, tu cuerpo, se endurece y se pone rígido a causa de la resistencia. Surge tensión en distintas partes del cuerpo y éste en su totalidad se contrae. El libre flujo de energías corporales, que es esencial para la salud, queda muy restringido.
El trabajo corporal y ciertos tipos de terapia física pueden ayudar a recuperar el flujo, pero, a menos que practiques la rendición en la vida cotidiana, esas terapias se limitan a aliviar los síntomas de forma pasajera, porque la causa de la tensión —el patrón de resistencia— no se ha disuelto.
Hay algo dentro de ti que no es afectado por las circunstancias pasajeras que conforman tu situación de vida, y sólo la rendición te permite acceder a ello. Es tu vida, tu Ser mismo, que existe eternamente en el reino intemporal del presente.
CUANDO TU SITUACIÓN DE VIDA TE RESULTA INSATISFACTORIA o incluso intolerable, sólo si empiezas por rendirte podrás romper el patrón de resistencia inconsciente que perpetúa esa situación.
La rendición es perfectamente compatible con la acción, con iniciar cambios o alcanzar objetivos.
Pero, en el estado de rendición, tu acción fluye desde una energía completamente diferente, de otra cualidad. La rendición te conecta con la fuente-energí a del Ser, y tu hacer, imbuido de Ser, se convierte en una alegre celebración de la energía de vida que te lleva más profundamente al ahora.
La no-resistencia realza enormemente la cualidad de tu conciencia y, por tanto, la cualidad de cualquier cosa que estés haciendo o creando. Entonces los resultados vendrán por sí mismos y reflejarán esa cualidad. A esto lo podríamos denominar «acción rendida».
EN EL ESTADO DE RENDICIÓN, ves con claridad lo que hay que hacer y empiezas a actuar; vas haciendo una cosa cada vez, te centras en una cosa cada vez.
Aprende de la naturaleza: observa cómo se hace todo y cómo se despliega el milagro de la vida sin insatisfacció n ni infelicidad.
Por esta razón Jesús dijo: «Mira los lirios del campo, cómo crecen; ni se afanan ni se enredan.»
SI TU SITUACIÓN GENERAL ES INSATISFACTORIA o desagradable, separa este instante y ríndete a lo que es. Ésta es la linterna que te permite ver en la niebla. Entonces tu estado de conciencia deja de estar controlado por las condiciones externas. Ya no partes desde un estado de reacción y resistencia. Después observa las características específicas de la situación. Pregúntate: «¿Hay algo que pueda hacer para cambiar la situación, mejorarla o apartarme de ella?» Si es así, emprende la acción apropiada.
No te centres en las cien cosas que vas a tener que hacer o que tal vez tengas que hacer en el futuro, sino en la única cosa que puedes hacer ahora. Eso no significa que no debas planificar. Podría muy bien ocurrir que lo que tengas que hacer ahora mismo sea planificar. Pero asegúrate de no empezar a crear «películas mentales» que te proyecten continuamente hacia el futuro, perdiendo de ese modo el ahora. Cualquier acción que emprendas puede no dar fruto inmediatamente. Hasta que lo haga, no te resistas a lo que es.
SI NO PUEDES HACER NADA y tampoco consigues salir de la situación, úsala para entrar más profundamente en la rendición, más profundamente en el ahora, más profundamente en el Ser.
Cuando entras en esta dimensión intemporal del presente, a menudo el cambio se presenta de maneras extrañas, sin necesidad de hacer gran cosa por tu parte. La vida se muestra servicial y cooperativa. Si había factores internos, como el miedo, la culpa o la inercia, que te impedían actuar, se disolverán a la luz de tu presencia consciente.
No confundas la rendición con una actitud de «ya nada me puede molestar» o «las cosas ya no me importan». Si la miras de cerca, verás que tal postura está teñida de negatividad en forma de resentimiento oculto, de modo que no es rendición, sino resistencia enmascarada.
A medida que te vayas rindiendo, dirige tu atención hacia dentro para comprobar si te queda algún rastro de resistencia. Mantente muy alerta cuando lo hagas; de otro modo, una bolsa de resistencia puede seguir escondida en algún rincón oscuro en forma de un pensamiento o emoción no reconocidos.

DE LA ENERGÍA MENTAL A LA ENERGÍA ESPIRITUAL

EMPIEZA POR RECONOCER QUE HAY RESISTENCIA.
Estáte presente cuando ocurra, cuando surja la resistencia. Observa cómo la crea tu mente, cómo etiqueta la situación, a ti mismo, a los demás. Observa el proceso de pensamiento implicado. Siente la energía de la emoción.
Siendo testigo de la resistencia comprobarás que no tiene ninguna utilidad. Al centrar toda tu atención en el ahora, la resistencia inconsciente se hace consciente y ése es su fin.
No puedes ser consciente e infeliz, consciente y negativo. La negatividad, la infelicidad o el sufrimiento, sean del tipo que sean, indican que hay resistencia, y la resistencia siempre es inconsciente.
¿Elegirías la infelicidad? Y si no la has elegido, ¿cómo es que ha surgido? ¿Cuál es su propósito? ¿Quién la mantiene viva?
Aunque seas consciente de tus sentimientos de infelicidad, lo cierto es que te has identificado con ellos y mantienes vivo el proceso de identificació n mediante el pensamiento compulsivo. Todo eso es inconsciente. Si fuese consciente, es decir, si estuvieses completamente presente en el ahora, toda negatividad se disolvería casi instantáneamente. No podría sobrevivir en tu presencia. Sólo puede sobrevivir en tu ausencia.
Ni siquiera el cuerpo-dolor puede sobrevivir mucho tiempo en tu presencia. Mantienes viva tu infelicidad dándole tiempo. Esa es su sangre de vida. Si retiras el tiempo mediante una intensa conciencia del momento presente, se muere. Pero ¿quieres que muera? ¿Estás seguro de que has tenido suficiente? ¿Quién serías sin tu infelicidad?
Hasta que practicas la rendición, la dimensión espiritual es algo sobre lo que lees, sobre lo que hablas, algo sobre lo que escribes libros y que te estimula, algo en lo que piensas, algo en lo que crees o no crees, según el caso. Todo lo anterior no supone ninguna diferencia.
No HASTA QUE LA RENDICIÓN hace que se vuelva una realidad en tu vida.
Cuando te rindes, la energía que emanas y que a partir de ese momento dirige tu vida es de una frecuencia vibratoria mucho más elevada que la energía mental que gobierna el mundo.
A través de la rendición, la energía espiritual entra en este mundo. No genera sufrimiento para ti, para los demás seres humanos ni para el resto de los seres vivos del planeta.

RENDICIÓN EN LAS RELACIONES PERSONALES

Es cierto que sólo una persona inconsciente intentará usar o manipular a las demás, pero es igualmente cierto que sólo una persona inconsciente puede ser usada y manipulada. Si te resistes o luchas contra el comportamiento inconsciente de otros, tú mismo te vuelves inconsciente.
Pero rendirte no significa permitir que te utilice la gente inconsciente. En absoluto. Es perfectamente posible decir «no» a una persona con firmeza y claridad o salir de una situación estando, al mismo tiempo, en un estado interno de completa no-resistencia.
CUANDO DICES «NO» a una persona o situación, esa negativa no ha de venir de la reacción, sino de la intuición, de una toma de conciencia clara de lo que es correcto para ti en ese momento.
Haz que sea un «no» no-reactivo, un «no» de alta calidad, un «no» libre de toda negatividad que no cree más sufrimiento.
Si no puedes rendirte, actúa inmediatamente: expresa tu queja, haz algo que pueda cambiar la situación, o retírate de ella. Asume la responsabilidad de tu vida.
No contamines tu hermoso y radiante Ser interno ni la Tierra con negatividad. No des a la infelicidad, en ninguna de sus formas, un lugar donde habitar en tu interior.
SI NO PUEDES EMPRENDER UNA ACCIÓN, por ejemplo porque estás en prisión, entonces te quedan dos opciones: resistencia o rendición. El cautiverio o la libertad interna de las condiciones externas. El sufrimiento o la paz interna.
La rendición hará que tus relaciones cambien profundamente. Si no puedes aceptar lo que es, eso implica que nunca puedes aceptar a las personas como son. Las juzgarás, las criticarás, las etiquetarás, las rechazarás o intentarás cambiarlas.
Además, si siempre haces del ahora un medio para un fin futuro, también convertirás a cada persona con la que te encuentres o con la que te relaciones en un medio para un fin. La relación —el ser humano— será entonces de una importancia secundaria para ti, o no tendrá ninguna importancia. Lo primordial será lo que puedas sacar de la relación, sea una ganancia material, una sensación de poder, placer físico o algún tipo de gratificación para el ego. Dejadme ilustrar cómo puede funcionar la rendición en las relaciones.
CUANDO TE VEAS ENVUELTO EN UNA DISCUSIÓN o en alguna situación conflictiva, tal vez con tu pareja u otra persona cercana a ti, empieza por observar cómo te pones a la defensiva cuando atacan tu posición, o siente la fuerza de tu propia agresión cuando atacas la posición de la otra persona.
Observa el apego a tus puntos de vista y opiniones. Siente la energía emocional-mental que está detrás de tu necesidad de tener razón y de señalar que la otra persona está equivocada. Ésa es la energía de tu mente egotista. La haces consciente reconociéndola, sintiéndola tan plenamente como puedas.
Entonces, un día, en medio de una discusión, de repente te darás cuenta de que tienes una opción, y quizá decidas abandonar tu reacción simplemente para ver qué pasa. Te rindes.
No me refiero a que dejas de reaccionar diciendo verbalmente: «De acuerdo, tienes razón», con una mirada condescendiente que en realidad está diciendo: «Estoy por encima de esta inconsciencia infantil.» Así sólo consigues desplazar la resistencia a otro terreno, con lo que la mente egotista sigue estando al mando y reivindicando su superioridad. Estoy hablando de soltar todo el campo de energía mental-emocional que estaba luchando por el poder en tu interior.
El ego es astuto; por eso tienes que estar muy alerta, muy presente, y ser totalmente honesto contigo mismo para ver si realmente has renunciado a tu identificació n con una posición mental, liberándote así de la mente.
SI TE SIENTES DE REPENTE MUY LIGERO, DIÁFANO Y EN PROFUNDA PAZ, eso es una señal inequívoca de que te has rendido realmente. Observa entonces lo que le ocurre a la posición mental de la otra persona cuando dejas de energetizarla mediante la resistencia. Cuando la identificació n con las posiciones mentales se deja de lado, comienza la verdadera comunicación.
No resistirse no significa necesariamente no hacer nada. Lo único que implica es que la «acción» no va a ser reactiva. Recuerda la profunda sabiduría que subyace en la práctica oriental de las artes marciales: no te resistas a la fuerza del oponente. Cede para vencer.
«No hacer nada» cuando estás en un estado de intensa presencia es un poderoso transformador que sana a las personas y las situaciones.
Es radicalmente diferente de la inactividad en el estado de conciencia ordinario —o más bien de inconsciencia— que surge del miedo, de la inercia o de la indecisión. El verdadero «no hacer nada» implica ausencia de resistencia interna e intensa alerta. Por otra parte, si es necesario actuar, ya no reaccionarás desde tu mente condicionada, sino que responderás a la situación desde tu presencia consciente. En ese estado, tu mente está libre de conceptos, incluyendo el concepto de no-violencia. De modo que..., ¿quién puede predecir lo que harás?
El ego cree que la fuerza reside en resistirse, cuando en realidad la resistencia te separa del Ser, el único estado de verdadero poder. La resistencia es debilidad y miedo disfrazados de fuerza. Lo que el ego considera debilidad es tu Ser en toda su pureza, inocencia y poder. Lo que consideras fuerza es debilidad. Por tanto, el ego existe y se mantiene mediante la resistencia continua, y representa papeles falsos para encubrir tu «debilidad», que en realidad es tu poder.
Hasta que se produce la rendición, buena parte de la interacción humana se limita a cumplir papeles inconscientes. Cuando te rindes, ya no necesitas las máscaras del ego ni sus defensas. Te vuelves muy simple, muy real. «Eso es peligroso», dice el ego. «Te sentirás herido. Serás muy vulnerable.»
Lo que el ego no sabe, por supuesto, es que sólo abandonando la resistencia, haciéndote «vulnerable», puedes descubrir tu verdadera y esencial in-vulnerabilidad.

Practicando el Poder del Ahora Título Original: Practicing the Power of Now –
Essential Teachings, Meditations and Exercises from The Power of Now
Ó2001, _Eckhart Tolle
Digitalizador: @ Nascav (España)

Por david_kether - 10 de Abril, 2008, 0:36, Categoría: Crecimiento personal.
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

TIPOS DE SUEÑOS.

Durante siglos nuestra civilización ha ignorado el sueño. Casi siempre ha sido relegado al terreno imaginativo, hasta el punto de pensar que interesarse por ellos es prueba de superstición o debilidad mental.

Esto sucede desde Descartes quien puso en duda hasta la realidad del mundo de vigilia en el que nos desenvolvemos, preguntándose si no sería el producto del delirio de nuestros sentidos.

Pero existen otras culturas que no han olvidado esta tercera parte de la vida y viven concientementeen el mundo de los sueños. Muchos de estos pueblos permanecen ocultos en remotos lugares de nuestro planeta, aunque se conocen algunos casos notables.

EL PUEBLO SENOI vive en una jungla montañosa en el centro de la península malaya.. "El tipo de vida que llevan ha demostrado las ventajas que obtendríamos de una revalorización del sueño, ya que, indiscutiblemente, su existencia se halla embellecida y enriquecida por sus sueños.

Los etnólogos y psicólogos se han interesado por ellos.

El psicólogo Kilton Stewart compartió con ellos su vida. Tras estudiar su sociedad durante una quincena de años, observó el papel preponderante que desempeñaban en ella los sueños. "Estos unifican la comunidad de los SENOI y constituyen un factor de evolución espiritual en su vida".

Kilton Stewart constató, en este pueblo, la ausencia de crímenes, de violencia, de conflictos armados. Además, estos malayos ignoran totalmente la enfermedad, física o mental. Según Stewart esto se debe a que los SENOI en cierto modo han erigido el sueño en institución social. Consideran los sueños como mensajes de importancia primordial y sacan de ellos una sabiduría que hace que sus relaciones individuales y su vida social sea armoniosa y constructiva.

Los SENOI se esfuerzan por controlar sus sueños, cuyos personajes son, para ellos, tan reales como los encontrados en estado de vigilia. Durante el sueño, los seres hostiles adoptan, a veces, el aspecto de amigos. Conviene no dejarse engañar por ellos y sobre todo no tenerles miedo, ya que sólo son peligrosos si se les teme. Se les debe combatir valerosamente, recurriendo eventualmente a la ayuda de los amigos, sumidos a su vez en el sueño.

Por la mañana, cada familia se reúne para escuchar el relato de los sueños que ha tenido cada uno, analizarlos y extraer su significado y, en caso necesario, la lección que de ellos se desprenda.

Tras estas reuniones familiares, todos los hombres se concentran bajo la presidencia del halek, que desempeña el papel de chaman. En el curso de este coloquio cotidiano, se comentan los cantos y danzas aprendidos en sueños.

Todos los hombres de la comunidad se esfuerzan por elevarse al estado de halek, palabra que designa, no una función o profesión, sino una condición, la de un "hombre de juicio". Teóricamente todo el mundo puede alcanzar este estado. A los niños se les anima a que cultiven sus sueños, cuyo sentido les es explicado por los adultos.

En varias universidades norteamericanas se han instituido cursos de terapia onírica. Se han desarrollado además experiencias de vida comunitaria en los Estados Unidos basadas sobre el modelo del estilo de vida de los SENOI.

No trataremos aquí la demostración de que todos soñamos pues basta remitirse a los experimentos de muchos investigadores, entre los cuales está Nataniel Kleitman quien en 1953 disolvió todas las dudas.

Ya en 1888 la presidenta de la Sociedad Teosófica Mme. Blavatsky afirmaba la universalidad de la facultad de soñar. "Esta es común no solo a los seres humanos, sino también a los animales; desde los mamíferos más elevados hasta los pájaros más pequeños, e incluso hasta los insectos" (Entretiens sur la Doctrine Secrète).

Los distintos tipos de sueños son muy diversos, dependiendo del estado de conciencia y de las circunstancias.

LOS SUEÑOS INFERIORES

El hombre posee, a nivel psicológico, 5 centros en los cuales se agrupan distintas funciones de la actividad psíquica.

Estos centros son: el Intelectual, el Emocional, El Motriz, el Instintivo y el Sexual, en los cuales se pueden ver distintos tipos de sueños, según con cual o cuales de ellos se relacionen.

Los sueños inferiores son generalmente caóticos, con expresión de emociones comunes y corrientes, generalmente meras repeticiones de la actividad diurna en esas cinco áreas. Estos sueños se dan por lo común en las primeras horas del sueño.

Existen también dos centros psíquicos superiores: el Emocional Superior y el Intelectual Superior, a través de los cuales se expresa la verdadera esencia del Ser Humano, libre de condicionamientos, de miedos, de prejuicios,, y queson los que posibilitan los sueños superiores con importantes mensajes a través de símbolos para la vida y los procesos que cada uno debe cumplir.

LOS SUEÑOS SUPERIORES.

LOS SUEÑOS PREMONITORIOS

Son aquellos sueños que luego se cumplen en la vida real, y que son posibles debido a que en el mundo de los sueños es la dimensión de la eternidad, en la que no existe el tiempo sino que el presente, el pasado y el futuro se dan en el mismo instante.

Existen muchos casos famosos de sueños premonitorios, como el del presidente de los Estados Unidos Abraham Lincoln, quien pocos días antes de ser asesinado en un teatro de Washington por un loco-John Wilkess Booth-, tuvo un sueño que lo impresionó vivamente y que contó a su esposa.

En este sueño, el entraba en la Casa Blanca y veía allí un catafalco rodeado por una guardia de honor. "¿Quién es el muerto?" preguntó. Y un soldado le respondió: "Es nuestro presidente. Ha sido asesinado".

El 22 de junio de 1914, hacia las 3 de la madrugada, el obispo húngaro Josef Lanyi se despertó extremadamente sobreexcitado, tanto que le resultó imposible volver a dormirse. Acababa de tener un sueño que le pareció una horrible pesadilla, en el cual vi como dos jóvenes, armados de revólveres, saltaban sobre el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria. A este espectáculo le sucedió la visión de una nota. Reconoció en ella la letra del archiduque, que había sido alumno suyo, y pudo leer: "muero en Sarajevo, víctima, al igual que mi esposa, de un atentado...Archiduque Francisco Fernando, Sarajevo, 22 de junio de 1914, a las 3 de la madrugada".

Pues bien, como se sabe, ese día, en Sarajevo, dos jóvenes cometieron el atentado que desencadenaría la guerra de 1914-1918. Uno de ellos, Cabrinovitch, lanzó una bomba sobre el cortejo, y el otro, el estudiante servio Gavrilio Princip, abatía con un revólver al archiduque y a su esposa morganática, la condesa Chotek.

En la obra Phantasms of the Living, de Gurney, Myers y Podmore, publicada en 1886, se cita otro sueño premonitorio. Es el de la esposa del obispo anglicano Atley. Esta soñó que, después de las oraciones de la mañana, al regresar a su casa se encontró, en el comedor, entre el bufete y la mesa, un cerdo de gran tamaño. Este sueño le pareció muy divertido y lo contó a varias personas antes de asistir al oficio matutino. Una vez concluido éste, regresó a su apartamento y cuál no seria su sorpresa al descubrir, exactamente en el mismo lugar que en su sueño, un enorme cerdo. Este se había escapado de las porquerizas durante las oraciones.

Se han realizado experimentos, en el célebre Laboratorio Maimónides, de Nueva York. Estos han demostrado la facultad del inglés Malcolm Bessente de ver, en sueños, acontecimientos que se producen al día siguiente. Sus condiciones de control riguroso excluyen una explicación a través de la telepatía.

SUEÑOS CREADORES O DE IDEACION.

Son posibles cuando se liberan durante el sueño todas las preocupaciones y tensiones intelectuales y emocionales para que se exprese la solución a la circunstancia que se está viviendo a través de los centros superiores.

En un sueño de este tipo fue donde el químico alemán August Kekule vio unas serpientes mordiéndose la cola. Este espectáculo orientó sus investigaciones hacia una nueva dirección y le permitió descubrir la estructura en anillo de la molécula de benceno. "Aprender a soñar" aconsejaba en broma a su auditorio en un coloquio científico.

Elías Howe intentaba en vano construir una de las primeras máquinas de coser. Una noche, en sueños, se le aparecieron unas lanzas Su aspecto le sugirió la idea de colocar el ojo de la aguja bajo y no arriba. Esta idea hizo desaparecer la dificultad que le había detenido hasta entonces y que le parecía ya insuperable.

Franz Lehar, autor de "La Viuda Alegre", compuso, en sueños, todo un vals, cuya partitura escribió al despertar y que tituló: "Oro y Plata".

El húngaro Biro, en sueños, descubrió el principio del bolígrafo.

La fórmula de la llamada a la oración musulmana (el ad'han) le fue revelada, en sueños a Abdallah ben Zayd, uno de los compañeros y discípulo del profeta. Un personaje vestido de verde se le apareció y le dijo: "Grita: No hay más Dios que Alá, y Mahoma es su Profeta (La Allah illa Allah ou Mohammed rassoul Allah)".

El contó este sueño a Mahoma, quien le ordenó que comunicara esta fórmula a Bilâl. Fue así como éste se convirtió en el primer muezzin.

SUEÑOS PROVOCADOS

"¿Es bueno cultivar los sueños?"- le preguntaron una vez a H. Blavatsky. Y ella respondió: "Cultivando el poder de eso que denominamos "soñar" es como desarrollamos la clarividencia." (Entretiens sur la Doctrine Secrète).

Esto es, poco másmenos, lo que le dijo el brujo yaqui Don Juan a Carlos Castaneda, entonces joven etnólogo de la universidad de Los Angeles, que había ido a los desiertos de Arizona para efectuar en ellos unas investigaciones científicas. Un día de agosto de 1961, le dijo lo siguiente: "Te ha llegado el momento de aprender a acceder al poder, y vas a empezar por empuñar tus sueños."(C.Castaneda- Viaje a Ixtlan) Y dos días después, de madrugada, tras conducirlo a la cumbre de una alta colina, le declaró: "Aquí mismo voy a enseñarte la primera etapa del poder... Voy a enseñarte cómo elaborar el sueño." Sus primeras instrucciones fueron singulares: "Esta noche, en tus sueños, te mirarás las manos".

Estupefacto, Carlos le preguntó la razón de este examen. El "hombre de juicio" respondió que era indiferente mirar una cosa y otra,, y que había escogido las manos porque representan la ventaja de estar siempre allí, a disposición del durmiente. Explicó que el examen atento de un objeto es indispensable para "elaborar" el sueño, y que las cosas vistas en sueños cambian constantemente. Se difuman y se desvanecen, para dejar lugar a otras que, a su vez, hacen lo mismo. Castaneda debía, por lo tanto, ejercitarse a "retener la visión", ya que soñar "es real cuando se consigue hacer que todo sea claro y nítido".

Cuando llegó el momento de pasar a la segunda fase de su entrenamiento nocturno, el etnólogo recibió esta breve indicación: "Escoge el lugar al que quieras ir (en sueños); después, ten la voluntad de ir allí".

El Dr. Frederik van Eeden, uno de los primeros psicoterapeutas, experimentó personalmente este estado.

Basándose en sus propios sueños estableció, en 1913, una clasificación de los sueños en nueve categorías. Una observación realizada en uno de sus sueños lo hizo "lúcido". Tenía la impresión de desplazarse, flotando, en el aire,, por encima de un paisaje de árboles sin hojas. Un hecho le llamó la atención: durante su recorrido aéreo, las ramas y ramitas de esos árboles se modificaban a sus ojos exactamente tal y como la forma de los objetos parece cambiar en el mundo de la vigilia para un observador que se mueve. Pensó que ese espectáculo no podía ser imaginario, que su imaginación no sería capaz de reproducir una semejante conformidad con las leyes de la perspectiva. Esta reflexión le hizo conciente de que se encontraba en el dominio de los sueños.

Desde su adolescencia, el marqués Hervey de Saint-Denys, que fue presidente de la Académie des Inscriptions et Belles Lettres y profesor en el Collège de France, se ejercitó para conseguir una perfecta lucidez en sus sueños. En su libro "Les Revês et les moyens de les diriger, publicado en 1867, este sinólogo explica como llegó a interesarse por sus sueños. Como realizaba sus estudios en su casa, sin condiscípulos, estaba obligado a redactar en solitario sus deberes y a presentarlos a horas fijas. Una vez terminados esos trabajos escolares a menudo disponía de tiempo, durante el cual se distraía dibujando en un álbum. Un día, cuando contaba 13 años de edad, se le ocurrió la idea de hacer croquis de seres y de cosas que hubiera visto en sueños, colorearlos y añadir algunas notas que relataran esos sueños.

Como le tomara gusto al asunto, se ejercitó en la conservación del recuerdo del sueño en todos sus detalles. A medida que enriquecía de ese modo su álbum, aumentó el control que ejercía sobre sus sueños, hasta que finalmente obtuvo un perfecto dominio de ellos. Y de ese modo consiguió ser conciente, al soñar, de su estado onírico e incluso recordar sus preocupaciones del día, de manera que el sueño se convirtió para él, en una prolongación de la vida diurna.

Una vez adulto, continuó cultivando sus sueños. Reflexionaba en que "conocemos demasiado poco los nexos misteriosos que unen el alma a la materia para que la anatomía sea nuestra guía en aquello que la psicología tiene de mas sutil."

Hervey de Saint-Denys, empleando el procedimiento enseñado por don Juan, y que supo descubrir por si solo, se ejercitó en el examen atento de objetos que viera en sus sueños. Observó que cuando las imágenes del sueño palidecían y se emborronaban, el sueño no tardaba en disiparse. Y, al contrario, cuando más nítidas eran las imágenes, más profundo era el sueño y menos próximo estaba el despertar.

En cierto sueño, deambuló por una calle, de la que observó gran cantidad de detalles. Varios años después de ese sueño, durante un viaje a Frankfurt, reconoció allí esa calle, sin error posible, según el afirma, ya que pudo ver, con sus ojos carnales, todos los detalles que había observado en su sueño con su mirada interior, y que había anotado cuidadosamente en su álbum.

LOS SUEÑOS ALEGÓRICOS

Son aquellos sueños que son claros mensajes de la conciencia superlativa del Ser o que son visiones de grandes acontecimientos universales. Casi siempre se caracterizan por una formulación dramática.

Jung denominó "grandes sueños" a los sueños que hacían vivir al durmiente un mito, por ej. el diluvio universal. Lo asombroso de ello es que, según se ha observado, tales sueños suelen experimentarlos individuos que ignoran totalmente, en estado de vigilia, las tradiciones antiguas que ellos sueñan con los mismos símbolos. Esos sueños que indujeron a Jung a postular un "inconciente colectivo" pueden explicarse por la enseñanza gnóstica concerniente a los "registros akashicos" de la naturaleza.

OTROS SUEÑOS

También existen otros sueños que pueden ser reminiscencias de otras existencias, almacenadas en el inconciente.

Algunos sueños, son también fruto de indigestiones, trastornos mentales o causas externas.

http://www.portalnuevaera.com/index.php/blog/show/TIPOS-DE-SUEOS.html

Por david_kether - 10 de Abril, 2008, 0:26, Categoría: Sueños
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

LA EXPERIENCIA EXTRA-CORPORAL EN LA UNIVERSIDAD.

La salida en astral, que los americanos llaman con un término más exacto la experiencia out-of-the-body (fuera del cuerpo), es sin duda uno de los fenómenos parapsicológicos más difícilmente estudiables en laboratorio. En efecto, si la telepatía, la psicocinesis o la clarividencia pueden verificarse mediante un protocolo científico riguroso, no sucede lo mismo para este asombroso estado de conciencia, durante el cual el espíritu o el alma abandona su envoltura carnal para viajar en una dimensión en que no hay soporte alguno. ¿Como medir y cuantificar con aparatos precisos esta experiencia? ¿Como saber si no se trata de un sueño un tanto insólito surgido de mecanismos físicos o psíquicos desconocidos pero no pertenecientes en absoluto a la parapsicología?

El doctor Charles T. Tart, profesor de psicología en la Universidad de California, es sin duda el primer sabio que aplico los métodos de laboratorio a este género de fenómenos. Gracias a un voluntario que él llama Srta. Z..., llegó a demostrar que la salida en astral puede ser estudiada en el marco de un protocolo científico muy riguroso, y que da lugar a ciertas observaciones particularmente interesantes sobre este aspecto hasta entonces poco controlable de la parapsicología.

El sujeto psi utilizado por el Dr. Tart es una mujer absolutamente normal y equilibrada. La Srta. Z... esta dotada de una extrema sensibilidad, ha sufrido mucho durante su existencia, pero no presenta problemas particulares.

Le contó un día al parapsicólogo que tiene a veces la impresión durmiendo, de abandonar su cuerpo y de asistir, sin desearlo a escenas lejanas a menudo tremendamente preocupantes.

También le sucedió que sin abandonar su habitación, sintió a su espíritu "arrimarse" literalmente al techo y observar durante largos minutos su cuerpo sumido en el sueño antes de reintegrarse a él.

¿Era esto una enfermedad singular o un poder psi?. Mujer realista y poco dada a los fantasmas, había optado por la primera hipótesis.

El Dr. Tart después de haber escuchado cuidadosamente sus testimonios no era de la misma opinión. La Srta. Z... vivía realmente en sueños todas las fases de la experiencia out-of-the-body. Le pidió por lo tanto que durmiera algunos días al mes en su laboratorio, bajo el control de aparatos, a fin de intentar establecer datos tangibles sobre el fenómeno. Ciertamente la salida en astral no se puede provocar por encargo. Pero la Srta. Z... repitió los ensayos de forma relativamente regular y se puso a punto un programa de observación que tuvo en cuenta la periodicidad del acontecimiento. Por otra parte el Dr. Tart utilizó la inducción sofrónica para intentar provocar el out-of-the-body.

La salida en astral se presentó un cierto número de veces y son estas las experiencias que conforman el objeto de un informe extraordinario en el célebre "Journal of the American Society of Fisical Research". En el curso de una de estas noches, por ejemplo, el espíritu de la Srta. Z... vivió una escena de accidente que, a centenares de kilómetros de allí, le costó la vida a un niño. Su madre, que conducía el vehículo, se durmió al volante y el automóvil chocó contra una gasolinera y se prendió fuego. La Srta. Z... tuvo la impresión de encontrarse en el vehículo mientras la mujer se dormía. Incluso intentó despertarla pero la otra ni la vio ni la oyó. La Srta. Z... dio detalles precisos e incluso pudo leer en el astral un cartel indicador de la población en cuyas inmediaciones se produjo el accidente. Por la mañana todos estos detalles estaban bien nítidos en su espíritu. Tart los anotó y los verificó todos. Eran de una exactitud asombrosa.

Pero lo más interesante son los resultados registrados por los aparatos que vigilaron los ritmos de su cerebro durante el sueño y que reaccionaron claramente a la experiencia de la salida en astral. El ritmo alfa en particular sufrió una fuerte perturbación. También el electrocardiograma registró variaciones en el mismo momento. Los electrodos que vigilaban la conductibilidad de la piel, las reacciones nerviosas, manifestaron asimismo una actividad insólita.

El Dr. Tart probó por consiguiente que la salida en astral puede controlarse, léase estudiarse, en forma sistemática con aparatos de medición clásicos. Es un fenómeno cuantificable, por lo tanto un hecho científico que la psico-fisiología deberá tener en cuenta, porque explica sin duda muchos misterios parapsicológicos.

Y si, como lo cree seriamente el Dr. Tart, existe además un medio científico de orientar esta salida fuera del cuerpo, se abre un mundo de conocimientos completamente inéditos.

http://www.portalnuevaera.com/index.php/blog/show/LA-EXPERIENCIA-EXTRA-CORPORAL-EN-LA-UNIVERSIDAD.html

Por david_kether - 10 de Abril, 2008, 0:22, Categoría: Ciencia
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

EL VIAJE ASTRAL - INVESTIGACIONES.

“Una noche me desperté de improviso y constaté, horrorizado, que no podía moverme. Pero la rigidez no tardó en desaparecer siendo reemplazada por una sensación de ingravidez. Luego de un instante recobré la vista y me encontré flotando por la habitación en posición vertical. Miré a mi alrededor y observé un cordón plateado que unía mi “cuerpo astral” con el cuerpo físico que había quedado en la cama”.

Así describía, en 1929, Sylvan J. Muldoon su primera EEC (Experiencia Extra Corporal) que había tenido a la edad de 12 años. Los experimentos de Muldoon (que luego logró repetir muchas veces el fenómeno) dieron pie para que comenzacen las primeras investigaciones científicas al respecto.

La EEC, sin embargo es algo demasiado común para que recién a mediados de siglo XX se le haya estudiado en un laboratorio. Millares de personas en el mundo manifiestan tenerla con frecuencia. Desde los anales de la SRP (Sociedad de investigaciones Síquicas) de Inglaterra fundada en 1882, hasta los estudios más modernos de diversas escuelas esotéricas, está la EEC como una forma de conocer e investigar más allá del cuerpo físico y de los sentidos físicos.

La descripción tipo se ajusta bastante a la hecha por Muldoon: la persona, acostada, en el estado de transición entre vigilia y sueño pierde la conciencia por un instante; luego se levanta con otro cuerpo (el cuerpo astral) permaneciendo el cuerpo físico en la cama como si fuera un traje, un vestido. A veces no se logra ver el cuerpo físico, pero el nuevo ámbito es muy diferente al mundo tridimensional. En este otro plano (el plano astral) se puede levitar, los objetos son menos rígidos, nos desplazamos a altas velocidades, etc..

Pero ¿qué es el cuerpo astral? ¿qué es el plano astral?.

Desde tiempos inmemoriales todas las culturas han hablado de un doble del cuerpo humano que tiene su manifestación en otro mundo, en otro ámbito, en otra dimensión. La existencia de este doble es mucho más difícil de probar científicamente que de comprobar en forma práctica.

En 1953, el profesor Hornell Hart de la Universidad de Duke, Carolina del Norte hizo una recopilación de casos. Los resultados eran, ya en aquel entonces, miles de personas que experimentaban el fenómeno. Más adelante el Dr. Tart de la Universidad de Davis en Carolina, experimentó con una dama que podía provocar el desdoblamiento a voluntad. Atada a la cama de pies y manos lograba ver objetos y mensajes no visibles aún para una persona que se encontrara de pié.

Para Ingo Swan, que fue estudiado por el Dr. Karlis Osis en 1971 en EEUU, desdoblarse era su juego favorito siendo niño: “vivía en las Montañas Rocosas y me divertía seguir la veta del metal entre las rocas”. Esto, claro está, con su cuerpo astral.

Ingo Swann, se convirtió luego en asesor permanente de la Agencia Espacial Norteamericana. Las posibilidades de superar el tiempo y el espacio con un procedimiento “parapsicológico”, habían llamado la atención en ambientes políticos y militares, que buscaban de esa manera beneficiar sus intereses. La NASA no perdía el tiempo, ni su dinero. Se le daba así una importancia diferente a la E.E.C., aunque no mayor a la que debería tener para cada ser humano.

Los sucesivos estudios no hicieron más que seguir confirmando la existencia de la EEC en gran cantidad de individuos. La utilización de esta práctica tiene, según esas mismas investigaciones, horizontes insospechados para la psiquis humana.

Janet Mitchell, ayudante del Dr. Karlis Osis de la ASPR (Sociedad Americana de Investigaciones Síquicas) hace una afirmación polémica pero sin duda bien fundamentada: "Si existe en el hombre una parte conciente que puede operar independientemente del cuerpo físico mientras este vive, entonces habrá que hacerse la pregunta si esa "parte" podría seguir existiendo cuando el cuerpo muere"

El abandono del cuerpo en las horas del sueño es una sensación que está lejos de ser una ilusión. Sylvan J. Muldoon explica: "Cuando pienso en ello me paree difícil creer que la existencia de una conciencia astral no sea conocida por todos. No puedo imaginarme que se ponga en duda una experiencia tan real, que no sea aceptada del mismo modo que se acepta la vida del cuerpo físico. Pero tal vez no pensaría así si yo mismo no la hubiera experimentado tantas veces. Cuando se ha salido del cuerpo ya no se puede tener la menor duda, se tiene el convencimiento".

En los últimos 20 o 30 años los estudios de la E.E.C. se volvieron más complejos y más minuciosos. "Lo que sorprende es la asiduidad de un fenómeno que es relativamente desconocido". Así lo entiende el Profesor H. Hart quien estudió las características de los casos obtenidos en los últimos años.

En el hospital Maimonides de Brooklyn (Nueva York) se ha trabajado en el Dream Experiment Unit (Unidad de experimentación onírica). En una de las llamadas "fases del sueño" se produce el R.E.M. (M.O.R. en español, movimientos oculares rápidos), que dura unos 20 minutos. En este período, se dice, la persona sueña. De hecho, si se despierta a un sujeto al finalizar el R.E.M. puede contar con exactitud sus sueños. En este período, según se afirma, se produciría el desdoblamiento, origen de la experiencia extra corporal.

En el terreno de las investigaciones oficiales abundan precisamente las especulaciones. Sin embargo la posibilidad de experimentar directamente es científica y apasionante a la vez. Y entonces surge la pregunta: ¿es posible que una persona común y corriente, a partir de ciertas prácticas, llegue a comprobar la existencia del cuerpo astral, del plano astral; o por lo contrario es un fenómeno reservado a una elite de sensitivos?

Para algunas culturas la respuesta es simple. Para los hinduistas y budistas, por ejemplo, la E.E.C. es básica para el conocimiento filosófico y místico. Es por lo tanto un fenómeno general. Escritores de diferentes latitudes y culturas nos aseguran que se puede aprender a "salir en astral", desde H. P. Blavatski, fundadora de la Teosofía, hasta el escritor esoterista T. Lobsang Rampa quien en su libro "You Forever" enseña en lecciones prácticas como llegar al desdoblamiento.

http://www.portalnuevaera.com/index.php/blog/show/EL-VIAJE-ASTRAL---INVESTIGACIONES.html

Por david_kether - 10 de Abril, 2008, 0:14, Categoría: Otros
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)

BRASIL,PUERTA DE ENTRADA A MUNDO SUBTERRANEO.

Brasil, la puerta de entrada a un mundo subterráneo
La capa de la tierra oculta un paraíso con ríos, mares, continentes y seres increíbles, según una sociedad brasileña. Afirma que encontró las puertas de ese espacio en la isla de Itaparica
Cueva Secreta
Según la Sociedad Brasileña de Eubiose, en la Biblia y otros antiguos libros sagrados hay referencias a esos nuevos mundos. En esa dirección, afirman que se trata de regiones subepidérmicas, si se considera a la Tierra como un ser vivo.

Según la mitología de los pueblos antiguos, en esa capa subterránea se sitúa la morada de los dioses. De acuerdo con esta cosmovisión, hasta Dante Alighieri quiso dar cuenta de ese espacio: "Encontré una floresta profunda y oscura". Pero luego, aseguran, fue obligado a referirse a ese mundo como "el infierno".

Para algunos, ese vasto imperio oculto en las profundidades terrestres se denomina Shambalah, el cual estaría habitado por millones de habitantes distribuidos en innumerables ciudades.

Los peritos afirman que la entrada primordial a ese espacio está en algunos compartimientos secretos situados en la base de la pirámide de Keops, en Egipto.

De acuerdo con las mismas fuentes, existe otra entrada en el Machu Pichu y finalmente en la isla de Itaparica, en el estado brasileño de Bahía. Sin embargo, el ingreso no es para todos sino que para acceder es necesario contar con una seña, que puede ser un determinado nivel de desenvolvimiento espiritual.

"Este mundo desconocido, del que ningún poder humano, incluso el actual, puede forzar a revelarlo, se conoce como templo de Agharti. Quienes habitan allí, poseen grandes poderes y tienen conocimiento de todos los asuntos del mundo. Pueden viajar de un lugar a otro por pasadizos que son tan antiguos como el reino mismo", explicó el diplomático francés Louis Jacolliot.

Raymond Bernard, un investigador norteamericano de las leyendas del mundo subterráneo, puntualizó que "en el mundo budista del Lejano Oriente, la creencia de un mundo subterráneo que recibe le nombre de Agharti, es universal y forma parte integral de la fe. Otra palabra sagrada entre los budistas es Shamballah, nombre de la capital del mundo subterráneo."

"Se ha dicho que el interior de la Tierra lo recorre una red de túneles, que abundan especialmente en América del Sur, y que estos túneles conducen a ciudades subterráneas en las inmensas cavidades de la tierra. Uno de los ramales más importantes está en Brasil, donde está conectado por túneles a la costa. Ahí los túneles se sumergen al fondo del océano en dirección a la perdida Atlántida", explicó, según publica el sitio Misionrahma.com.

Por david_kether - 10 de Abril, 2008, 0:03, Categoría: Enigmas.
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Links
Asociacion independiente para defender la salud
ayuda-psicologica
bibianabryson
bibliotecapleyades
chamanaurbana
concienciame
conspiracionredmagdala
cronicasubterranea
Cuaderno de agua
Cursos gratis
despiertateya
ecoportal
El mundo en accion
el-amarna
elproyectomatriz
escuadrondelaverdad
escuadrondelaverdad
espiritualidad y politica
exopolitica
genciencia
Guiadeprogramasderadioytvdemisterio
hordashispanicas.
http://wabbblalogia.blogspot.com/
Informacion clasificada.
La foto astronomica del dia.
mundosinguerras
noticiaserb,otre forma de ver el mundo.
nuevamedicinahamer
numerologiapractica
paleoastronautica
peterpetrellisite
plural-21
portal de la comunidad de los escuadrones por la verdad
Prueba documental.
Rafapal
Red de Prensa No Alineados
reflexoyquiromasaje
Revista digital angulo 13.
saludnaturismovegetariano
sanacionysalud.
sinhumos
skyfind
Sociedad alternativa
Terapias de sonido.
the-end-in-the-world
tnopala Un paseo multidimensional en la aventura Humana
WIKI conspiracion
www.rebelion.org

 

Blog alojado en ZoomBlog.com