EXPLAYANDOSE.......
Por una expansion de la conciencia.


Inicio


Acerca de
Suscríbete al blog

Categorías
General [105] Sindicar categoría
Advertencia legal. [1] Sindicar categoría
Antiguos astronautas,vida extraterrestre en el pasado. [18] Sindicar categoría
Astrologia. [1] Sindicar categoría
Audios,podcasts [12] Sindicar categoría
Autoayuda. [9] Sindicar categoría
Ayudas [27] Sindicar categoría
Barbaries de las religiones. [1] Sindicar categoría
Ciencia [245] Sindicar categoría
Conspiracion. [195] Sindicar categoría
Crecimiento personal. [20] Sindicar categoría
Curiosidades. [1] Sindicar categoría
Cursos. [4] Sindicar categoría
Definiciones. [8] Sindicar categoría
E.F.T. [5] Sindicar categoría
Ecologia,cambio climatico... [43] Sindicar categoría
Energias planetgarias,mes mes.: [9] Sindicar categoría
Enigmas. [46] Sindicar categoría
Entrevistas. [28] Sindicar categoría
Espiritualidad [27] Sindicar categoría
Fisica cuantica [11] Sindicar categoría
INDIOS HOPI [5] Sindicar categoría
KABALAH [29] Sindicar categoría
Las 7 grandes leyes mentales. [1] Sindicar categoría
Ley de atraccion. [20] Sindicar categoría
Libros [69] Sindicar categoría
Los 7 principios universales. [7] Sindicar categoría
Luna. [6] Sindicar categoría
Metafisica. [7] Sindicar categoría
Minerales,gemas,piedras... [1] Sindicar categoría
Numerologia [2] Sindicar categoría
O.V.N.I.s [120] Sindicar categoría
Origenes,historia: [27] Sindicar categoría
Otros [82] Sindicar categoría
Profecias. [13] Sindicar categoría
Reiki. [21] Sindicar categoría
Salud. [103] Sindicar categoría
Sociedades secretas. [14] Sindicar categoría
Sueños [8] Sindicar categoría
Tierra hueca [2] Sindicar categoría
Videos [147] Sindicar categoría
Videos relax. [6] Sindicar categoría

Archivo
Julio 2009 [10]
Junio 2009 [98]
Mayo 2009 [95]
Abril 2009 [126]
Marzo 2009 [140]
Febrero 2009 [77]
Enero 2009 [57]
Diciembre 2008 [39]
Noviembre 2008 [71]
Octubre 2008 [75]
Septiembre 2008 [60]
Agosto 2008 [35]
Julio 2008 [26]
Junio 2008 [32]
Mayo 2008 [41]
Abril 2008 [57]
Marzo 2008 [72]
Febrero 2008 [30]
Enero 2008 [91]
Diciembre 2007 [88]
Noviembre 2007 [86]
Octubre 2007 [72]

Sindicación (RSS)
Artículos
Comentarios

 


LAS NUEVAS ARMAS DEL APOCALIPSIS.



 

El desarrollo científico y sus aplicaciones militares están llevando a la Humanidad a multiplicar el riesgo de un desastre de proporciones apocalípticas. Ya no es sólo el peligro nuclear o de armas químicas o biológicas. La nanotecnología desbocada, el control artificial del clima, la posibilidad de que un accidente provoque un agujero negro que engulla todo el planeta y, muy especialmente, los últimos avances para controlar la mente, dibujan un panorama verdaderamente inquietante.

Investigadores militares norteamericanos ya saben a qué huele el terror, y no dudan en estudiar sus posibles aplicaciones prácticas. En el horizonte se encuentra la creación de una «bomba del miedo», con la que se habrá dado un nuevo paso en la alarmante dirección de conseguir modificar el comportamiento humano a distancia. Otra estrategia diferente es la que están tratando de seguir los aspirantes a genocidas en un futuro inmediato. Será la «bomba racial», un ingenio biológico diseñado para infectar a determinados grupos étnicos. Epidemias sólo contra asiáticos, o contra árabes, pandemias limitadas a gentes de una raza concreta, capaces de hacer el trabajo sucio de una limpieza étnica sin tener que mancharse las manos sobre el terreno. Desde el comienzo de la evolución humana, los nuevos descubrimientos siempre han sido utilizados de forma positiva, pero también negativa. En la actualidad, los últimos hallazgos también tienen su lado oscuro. Llevan a nuevos peligros, que en ocasiones podrían conducirnos a un Apocalipsis que muchos ya anuncian como más que probable. Peligros fruto de accidentes, como la creación de un agujero negro u otro fenómeno que contenga materia extraña, consecuencia de experimentos con aceleradores de partículas; o una invasión de nanomáquinas o robots fuera de control que nos arrebaten el planeta.

TERROR EN ESTADO PURO

[Noticias : 16 de diciembre del 2005. Genética

DESCUBREN NUEVO GEN DEL MIEDO]

Provocar el miedo en el adversario es uno de los objetivos de los guerreros de todas las épocas. Pero en la actualidad, en lugar de lanzar gritos amenazadores y pintarse el cuerpo de vistosos colores, ya comienza a ser posible causar el terror en estado químicamente puro. Un equipo de investigadores militares norteamericanos ha estado trabajando, y con éxito, en la identificación de la sustancia química que desata el miedo en las personas. Tras analizar diversos fluidos corporales, como sangre, orina, sudor y saliva, en un grupo de voluntarios sometidos a estímulos que provocaban temor, hallaron evidencias de la existencia de un componente biológico hasta ahora desconocido, que está presente en los estados de miedo y tensión y que además resulta contagioso. Anteriores estudios ya habían descubierto que existe un componente químico que puede transmitir a otras personas estados de agitación, temor y también instintos agresivos. Una investigación del Instituto Ludwig Boltzmann para la Universidad de Viena, encontró esta correlación en el año 2002.

Un grupo de voluntarios intentó identificar entre unas almohadillas que habían estado en un cine el día anterior, cuáles pertenecían a la sala donde se había proyectado una película de terror, y cuáles a la que se veía un plácido documental. Y concluyeron que las almohadillas que estuvieron en contacto con las personas que habían pasado miedo, tenían algo reconocible. Los sujetos sentían en ellas algo que estimulaba su agresividad.

VIRUS LETALES

Las investigaciones que han trascendido sugieren la existencia de esa sustancia asociada con el miedo y la violencia; posiblemente se trate de una feromona, y los militares la están estudiando. ¿Se ha dado el siguiente paso, aislar la sustancia y emplearla para provocar el miedo? Eso es algo que desconocemos, pero es lógico pensar que este tipo de desarrollos con fines bélicos serán secretos. El objetivo reconocido de los investigadores militares que han analizado ese olor del miedo, es intentar descubrir a posibles terroristas antes de que cometan un atentado. Dicen que en un aeropuerto sería de gran utilidad si encuentran a alguien que deja un «rastro de temor», aunque si se piensa bien casi parece una broma. En un aeropuerto seguramente se podría encontrar a mucha gente que desprenda ese miedo. Hay muchos pasajeros que temen volar, mientras que un terrorista fanático bien entrenado es posible que disfrazara sus sentimientos. La auténtica aplicación militar de esta sustancia sería su difusión entre las tropas enemigas. En forma de gas desataría el temor y, quizá como consecuencia, la violencia poco menos que incontrolada. Aunque es posible que se diera el siguiente paso. Si esa sustancia que provoca el miedo se asocia a un agente patógeno muy infeccioso, tal vez un virus, mediante ingeniería genética, se tendría un arma capaz de difundir el pánico y la violencia entre una población. Un panorama de infectados rabiosos y descontrolados que recuerda al que han recogido películas como 28 días después y su reciente secuela 28 semanas después, en las que se refleja un apocalíptico mundo en el que la mayoría de los humanos están infectados por un virus que los vuelve seres furiosos e irracionales.

¿Realmente estamos tan lejos de esa pesadilla que nos resultaría reconfortante ver como sólo cinematográfica?

CARACTERÍSTICAS GENÉTICAS

El odio entre árabes e israelíes, con el conflicto de Oriente Próximo de fondo, es un buen ejemplo de las tensiones étnicas que, por desgracia, salpican nuestro planeta. Tutsis y hutus, kurdos y turcos, rusos y chechenos… En cada continente las combinaciones van variando, pero los resultados cuando se desbordan los odios son siempre los mismos, masacres y, en último término, genocidio. Pero ese lado oscuro del alma humana puede encontrarse ahora con una nueva herramienta para impulsar de una forma nunca vista las opciones de atacar, y destruir, a un determinado grupo étnico. Desde hace ya una década, diversos investigadores vienen advirtiendo de que el desarrollo de armas biológicas diseñadas para diezmar a una determinada etnia es una posibilidad cada vez más cercana. «Desafortunadamente, cuando dispongamos de más información sobre nuestro material hereditario, será posible diseñar armas biológicas que afecten a un grupo humano que comparta ciertas características genéticas», dijo la doctora Vivienne Nathanson, jefa de política sanitaria y científica de la Asociación Médica Británica, que representa a la profesión médica de ese país. Un aviso que realizó hace ya más de nueve años y que día a día parece estar más próximo a cumplirse.

En otoño de 2007, el doctor Malcolm Dando, experto en biotecnología y escritor, presentó ante la mencionada asociación un estudio sobre armas biológicas en el que advertía nuevamente de que las diseñadas para afectar únicamente a un grupo étnico están cada vez mas próximas a convertirse en realidad, y destacó que, teóricamente, ya resulta posible recrear y volver a la vida virus tan devastadores como el que provocó la epidemia de gripe de 1918, que acabó en pocos meses con 40 millones de personas. Para diseñar un arma que afecte a un tipo étnico concreto, hay que identificar en su material hereditario una secuencia determinada, que sólo tenga ese grupo y, después, diseñar un agente patógeno capaz de reconocer esa combinación clave, y que únicamente afecte a dicha etnia.

PROGRAMAS SECRETOS

Los primeros intentos de desarrollo de armas biológicas raciales se realizaron en la Sudáfrica del apartheid. Entre 1981 y 1993 se puso en marcha en ese país el Proyecto Coast (más tarde Proyecto Jota), un programa de alto secreto dirigido por el Dr. Wouter Basson. Según informó el diario The Washington Post, en una serie de reportajes publicados en abril de 2003, uno de los objetivos de este programa de investigación era el desarrollo de la «bomba negra», un arma biológica que sólo afectaría a las personas de color, la mayoría de los sudafricanos. Con el final del régimen racista, los resultados del proyecto y el material cayeron en manos privadas, donde al parecer habrían continuado las investigaciones. Según el mencionado diario, los ataques con ántrax, o carbunco, sufridos en Estados Unidos en 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre, y que costaron la vida a 13 personas, estarían relacionados con las investigaciones sudafricanas sobre armas biológicas. ¿Dónde acabó la bomba negra? Eso, por el momento, es un misterio, así como la eficacia que podrían llegar a tener las oscuras estrategias desarrolladas en Sudáfrica. Lo que parece fuera de duda es que hay fanáticos que continúan pensando que no es mala idea atacar con esta clase de armas a las personas de una raza que ven como «inferior». Un supremacista blanco de Estados Unidos, Leo V. Felton, fue condenado a prisión en 2002 por conspiración para fabricar armas biológicas que combatan a personas de raza negra y a las de etnia judía, contra las que pretendía llevar a cabo una guerra santa racial.

CONTROL DEL COMPORTAMIENTO

Israel también habría desarrollado un programa para la creación de armas similares, según el diario británico The Sunday Times. Las informaciones se publicaron en 1998 y recogían los esfuerzos realizados por científicos de ese país para identificar los genes que distinguen a los judíos de los árabes, algo que estaba resultando difícil de lograr, al tratarse de dos pueblos semíticos que comparten numerosos rasgos hereditarios. Como resulta lógico, la posibilidad de que un arma genética resulte efectiva aumenta a medida que sea mayor la diferencia genética entre las distintas poblaciones. Como hipótesis, sería posible que en los laboratorios de investigación norteamericanos ya se estuviera contemplando la posibilidad de desarrollar armas biológicas específicas contra los asiáticos o, más concretamente, para diezmar a China, el poder emergente del mundo en este siglo. Y tampoco sería improbable que los chinos planearan algo similar…

Estados Unidos ha reconocido que el pasado año invirtió 78 mil millones de dólares en programas de índole militar. La mayoría de estos fondos se destinó a los proyectos de investigación y desarrollo de armas convencionales. Sin embargo, una parte de los mismos acabó financiando aventuras de alto secreto. Si por un lado se estudia la forma de «envasar» el miedo para ser utilizado a voluntad, también existen proyectos con una finalidad tan peculiar como aparentemente menos sombría. Un laboratorio de la Fuerza Aérea estadounidense que se encuentra en Ohio, destinó supuestamente siete millones y medio de dólares a investigar una insólita tecnología de carácter no letal. Se trataría de un «arma» que, proyectada hacia las tropas enemigas, las incitaría a la práctica del sexo. La idea puede parecer una broma, pero lo cierto es que los «sesudos» investigadores contemplaron el uso de una combinación de potentes afrodisíacos que conduciría a los soldados del otro bando a perder el interés por el combate para entregarse a los placeres de la carne.

 Que se sepa, la que llegó a bautizarse como «bomba gay» no fue llevada a la práctica, pero es una llamativa muestra de hasta qué punto investigadores al servicio de grandes potencias no escatiman estrategias, por peregrinas que puedan parecemos, que permitan el control del comportamiento de posibles fuerzas enemigas. La idea subyacente es que la conducta humana puede modificarse a distancia.

SEÑALES ELECTROMAGNÉTICAS

A la vista de estas iniciativas, no es de extrañar que muchos sospechen de los auténticos propósitos de otros programas, como el conocido por las siglas HAARP, que en español se corresponden a Proyecto Activo de Investigación de Auroras de Alta Frecuencia. Se trata de un sistema de 180 antenas situadas en Gakona, Alaska, que emiten señales electromagnéticas de alta frecuencia y muy potentes a las capas altas de la atmósfera. Oficialmente, no es más que un protocolo de investigación de las propiedades de la alta atmósfera pero, como decimos, son muchos los que creen que obedece a propósitos bien diferentes. Por ejemplo, que las radiaciones electromagnéticas podrían ser dirigidas a un país determinado para alterar los patrones conductuales de sus habitantes e influir en sus estados de ánimo. También se ha sugerido que serían una herramienta perfecta para controlar a distancia el clima de cualquier parte del planeta.

Algo parecido se ha venido diciendo a propósito de otro fenómeno desconcertante. Nos referimos al de las llamadas estelas químicas, o chemtrails, según su denominación inglesa. Se trata de ciertas trazas dejadas a su paso por algunos aviones, que tienen unas características distintas a las nubes de condensación que provocan las aeronaves en determinadas circunstancias.

Ignoradas por los estamentos oficiales durante más de una década, las autoridades alemanas han reconocido recientemente que aviones de su fuerza aérea han estado arrojando una serie de sustancias químicas que se tornaban en unas singulares nubes. Se trata de un polvo formado por una combinación de polímeros y metales que distorsiona las señales del radar, pero que, según han reconocido, también podría tener efectos sobre el clima. ¿Se pretende controlar las condiciones atmosféricas mediante los chemtrails? ¿O es una herramienta para manipular el comportamiento, como sostienen otros?

MÁQUINAS AUTÓNOMAS

 

Crean una libélula de silicio que será utilizada en misiones de espionaje o… a ayudar a las viejecitas a cruzar la calle.

Mide 6 centímetros e integra sensores, emisores de información y un cerebro

¿Podrían los robots convertirse en un peligro real para la supervivencia de la Humanidad? Algunos científicos creen que el desarrollo de una nueva generación de máquinas militares podría devenir en que ficciones cinematográficas como las de Terminator adquieran cierta verosimilitud en un futuro cercano, en el que los humanos se enfrenten a una lucha por su supervivencia contra unos sofisticados ingenios electrónicos decididos a exterminarnos. En pocos años, los no tan evolucionados robots militares que se están empleando en guerras como las de Irak y Afganistán, habrán dejado paso a máquinas totalmente autónomas, capaces de destruir al enemigo de forma implacable. ¿Y si ese enemigo fuésemos nosotros algún día? El Dr. Noel Sharkey sabe de lo que habla. Es experto en robótica en la Universidad de Sheffield, en Inglaterra, y se ha convertido en uno de los principales defensores de que se establezca una prohibición internacional de los sistemas armados autónomos, al menos hasta que se haya demostrado que pueden «entender» y obedecer las leyes de la guerra. «Estamos a punto de cruzar la línea, de que estas máquinas autónomas militares se conviertan en una peligrosa realidad. Y cuando esto ocurra, tendremos un problema. Porque nosotros no podremos volver a meter al genio en la botella, será algo irreversible», declaró recientemente Sharkey. La situación actual no es precisamente halagüeña. El Pentágono ha anunciado que invertirá hasta el año 2010 cuatro mil millones de dólares en armas robóticas no tripuladas, y se espera que esta cifra aumente progresivamente.

En Irak y Afganistán hay en estos momentos cuatro mil robots desplegados, y los aviones no tripulados ya suman casi medio millón de horas de vuelo. Esto sólo en lo que hace referencia a Estados Unidos, porque en otros muchos lugares del mundo se están poniendo en práctica diversos proyectos de armas roboticas: desde los países europeos, Rusia incluida, hasta China y la India, pasando por potencias menores como Canadá, Corea del Sur, Singapur, Israel y África del Sur. Por el momento, los sistemas robóticos no son más que extensiones de las personas, que en último término deben tomar la decisión de abrir fuego o no, pero esto es algo que puede cambiar muy pronto. En una reunión celebrada a finales de febrero de 2008 en el Real Instituto de Servicios Unidos para la Defensa (RUSI), de Gran Bretaña, expertos en robótica abordaron los retos que supone la inminente generación de máquinas autónomas militares. Mientras Sharkey aboga por la prohibición de los robots de combate, otros investigadores proponen la necesidad de dotarlos de mejores sistemas de control. El Dr. Ronald Arkin, experto en robótica del Instituto Tecnológico de Georgia (EE UU), está trabajando en un proyecto del Pentágono que pretende crear «una especie de conciencia artificial» para los robots militares, algo que les proporcione valores como la ética en el campo de batalla. «La regla básica es diseñar un sistema de razonamiento artificial que cumpla lo mejor posible, y con la información disponible en cada momento, los protocolos del combate», explicó Arkin, quien añadió que, en su opinión, conseguirán que los robots se comporten mejor que los humanos.

HACIA LA CONCIENCIA ARTIFICIAL

El argumento que éste y otros científicos defienden es el de que las máquinas no actuarían por odio, ni se vengarían de un enemigo desarmado…

Claro que estos razonamientos sobre robots están muy lejos de las bien intencionadas leyes de la robótica que enunciara el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov. Primera, un robot nunca hará daño a un ser humano. Segunda, obedecerá al ser humano, excepto si entra en contradicción con la primera ley. Tercera, protegerá su propia existencia, a menos que entre en contradicción con la primera o la segunda… Pero, ¿y si el propietario del robot desdeña el respeto por la vida humana? Quizá, simplemente se limite a prescindir de ese detalle en la programación de su máquina. Otro de los peligros que nos acechan es la utilización de este tipo de robots con fines terroristas. Sharkey destaca que cuando comience la construcción de estas máquinas autónomas de combate, el precio bajará drásticamente. Hasta el punto de que se podría construir un pequeño avión automático, con un GPS para localizar a su objetivo, por apenas 350 euros.

Piensen en un futuro con robots de combate, diseñados para matar al enemigo, donde estas máquinas quizá sean tan parecidas a los humanos que podrán confundirse con nosotros. . Esto es lo que augura el profesor Hiroshi Ishiguro, de la Universidad de Osaka, y comienza a resultar inquietante. El momento culminante se produciría cuando estos robots sean controlados por un sistema informático tan evolucionado que les llevara a tomar conciencia de sí mismos, algo en o que ya están trabajando diversos equipos de investigadores. Según el experto en sistemas robóticos Ray Kurzweil, ese instante llegará hacia el año 2019, o quizá antes. ¿Será la hora en que la pesadilla de Terminator, y de otras apocalípticas películas de ciencia ficción, se convierta en realidad?



AGUJEROS NEGROS EN EL LABORATORIO

“¿Es posible que un acelerador de partículas pueda provocar una catástrofe planetaria? Algunos físicos han planteado muy seriamente esta posibilidad de pesadilla, que haría desaparecer a la Tierra con todos nosotros dentro. El problema, sostienen ciertos investigadores, es la gran ignorancia que todavía existe acerca de cómo pueden comportarse en condiciones extremas las partículas que componen la materia. Grandes aceleradores de partículas podrían llegar a provocar efectos inesperados, quizá capaces de alterar nuestro universo. Desde la creación de pequeños agujeros negros que puedan engullirnos, a materia exótica que tal vez resultaría estable y llegase a alterar las leyes de nuestro universo conocido.

Los primeros avisos de peligro se produjeron cuando entró en funcionamiento el colisionador relativista de iones pesado que se puso en marcha en Long Island (Nueva York). Afortunadamente, los temores de que provocase un agujero negro resultaron infundados. Sin embargo, los físicos admitieron la posibilidad de que si se llegase a crear un agujero negro menor que un átomo, desaparecería rápidamente. Es posible que, en este caso, el acelerador simplemente no tuviera la potencia suficiente para lograrlo, pero eso podría cambiar cuando se ponga en marcha uno mayor.»



¿HEREDARÁN LA TIERRA LAS NANOMÁQUINAS?

~ En un futuro que puede estar a la vuelta de la esquina, el gran peligro para la Humanidad puede ser algo invisible pero tremendamente mortal. Unas máquinas microscópicas capaces de «reproducirse» a sí mismas y de modificar su entorno. Unos ingenios capaces de destruir toda la Tierra en cuestión de días. Eric Drexler, considerado el padre de la nanotecnología, predijo ya en 1986 el riesgo que podría suponer en el futuro el desarrollo de la entonces incipiente tecnología, la cual permitía reducir el tamaño de máquinas a niveles microscópicos e incluso moleculares. En estas más de dos décadas, el desarrollo de tales técnicas ha ido avanzando hasta unos niveles que ya rozan lo que se consideraba pura ciencia ficción. Unas-máquinas formadas por un puñado de átomos que están programadas para realizar una tarea determinada -como puede ser reparar una arteria en el cuerpo humano o limpiar un vertido en el mar-, serían muy complicadas de construir de forma individual, de modo que se ha planteado la conveniencia de que fueran capaces de autoreproducirse o, en todo caso, de que fuesen fabricadas por otras nanomáquinas. Pero la pregunta que se formulan muchos investigadores es: ¿Qué ocurriría si estos ingenios escapan al control humano? La respuesta a esta cuestión es una pesadilla que los científicos denominan «el problema de la sustancia viscosa gris». Máquinas microscópicas que consumirían todos los recursos de la Tierra para conseguir multiplicarse, hasta un punto en el que la superficie del planeta sería una ingente masa de micromáquinas. Una variante de esta pesadilla es la llamada «sustancia viscosa verde». En este caso, las nanomáquinas serían microorganismos producidos artificialmente para realizar alguna función concreta, que se reproducirían sin límite consumiendo toda la materia orgánica del planeta, nosotros incluidos. Este escenario no es el único riesgo que aparece en el horizonte. Mucho más probable, al menos a corto plazo, es que algún tipo de ingenio molecular se convierta en tóxico, al interferir, por ejemplo, en los procesos del sistema inmunológico o en la estabilidad de la membrana celular de los seres vivos. Además, no hay que perder de vista que los militares llevan años estudiando sus posibles aplicaciones, como crear micromáquinas del tamaño de un virus capaces de interferir en los sistemas informáticos.

 

 

Ingenios del tamaño de una molécula podrían reproducirse a su antojo




Ya resulta posible devolver a la vida virus tan devastadores como el que provocó la terrible epidemia de gripe de 1918

* El argumenta de la citada 28 días después, o Exterminio -como se tituló esta película en Latinoamérica-, relata una auténtica pesadilla, pero con visos de verosimilitud. No es la primera vez que activistas contra el maltrato de los animales han entrado en granjas para soltarlos. Pero, al igual que ha sucedido recientemente en España en el caso de los visones, un comportamiento de esta naturaleza puede tener consecuencias no deseadas. En el filme, todo comienza con un grupo de defensores de los derechos de los animales que libera a un grupo de primates en cautividad, tras asaltar unas instalaciones secretas. Lo que ignoran es que al hacerlo han desatado la furia de un extraño y contagioso virus.

 
¿OYE VOCES EN SU CABEZA?

Escuchar voces, siseos, zumbidos o un persistente tic tac en el interior de la cabeza es algo capaz de desquiciar a cualquiera. Pero son sólo algunos de los efectos de una generación de armas que ahora está comenzando a ser conocida. Según unos informes secretos del Pentágono fechados en 1998, que acaban de ser desclasificados gracias al Acta para la Libertad de Información, el ejército norteamericano estuvo investigando en profundidad los efectos de rayos láser y de haces de microondas en el cerebro de los seres humanos. Unas consecuencias perturbadoras capaces de alterar a distancia el comportamiento de las personas. Una de las armas ensayadas utilizaba pulsos cortos de microondas, del orden de 2.450 MHz, que generaban en el interior del cráneo una onda de presión. Su resultado más destacado era el de escuchar un sonido en el interior de la cabeza, un zumbido o siseo, pero que al ser modulable podía utilizarse para transmitir palabras inteligibles a cientos de metros de distancia. Dichos sonidos no podrían ser captados por ningún micrófono, aunque estuviese justo al lado del sujeto que recibía los citados pulsos. Enviar información a distancia, y de forma totalmente discreta, era su principal utilidad; pero también cabría emplearlos para desestabilizar a alguien. Por ejemplo, lograr que perdiese la cordura un mandatario adversario.

Otras de las armas ensayadas producían pulsos electromagnéticos capaces de alterar el funcionamiento normal del cerebro, hasta el punto de provocar la pérdida de la consciencia. También se desarrollaron otros sistemas que emitían microondas a distancia, que aumentaban la temperatura del organismo. A decenas de metros, el calor corporal de la persona sometida a estas armas aumentaba hasta los 41° C, lo que podría derivar en desorientación y pérdida de memoria.

La empresa Holosonic ha puesto en marcha una tecnología capaz de dirigir un haz de sonido hacia un cráneo para que resuene en su interior. Las primeras pruebas se han realizado en las calles de Nueva York, donde un dispositivo emisor situado en una azotea emitía mensajes publicitarios dirigidos aleatoriamente a los transeúntes. Éstos podían escuchar cómo una voz femenina susurraba frases y preguntas aparentemente inocentes en sus oídos, con las que se pretendía promocionar un nuevo programa de televisión sobre temas paranormales.

Por si acaso, si escucha voces en el interior de su cabeza pregúntese de dónde pueden proceder, tal vez la respuesta no sea tan evidente.

 


Las autoridades alemanas reconocen que su Fuerza Aérea ha arrojado sustancias químicas similares a trazas nubosas

 

Quizá los robots militares del futuro no actuarán movidos por el odio, ni se vengarán de un enemigo desarmado

 

Una combinación de potentes afrodisíacos, proyectada hacia las tropas enemigas, llegó a conocerse como la ‘bomba gay’

http://carlosjimenez.es/las-nuevas-armas-del-apocalipsis.html

Por david_kether - 9 de Mayo, 2008, 22:29, Categoría: Ciencia
Enlace Permanente | Comentar | Referencias (0)




<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

Links
Asociacion independiente para defender la salud
ayuda-psicologica
bibianabryson
bibliotecapleyades
chamanaurbana
concienciame
conspiracionredmagdala
cronicasubterranea
Cuaderno de agua
Cursos gratis
despiertateya
ecoportal
El mundo en accion
el-amarna
elproyectomatriz
escuadrondelaverdad
escuadrondelaverdad
espiritualidad y politica
exopolitica
genciencia
Guiadeprogramasderadioytvdemisterio
hordashispanicas.
http://wabbblalogia.blogspot.com/
Informacion clasificada.
La foto astronomica del dia.
mundosinguerras
noticiaserb,otre forma de ver el mundo.
nuevamedicinahamer
numerologiapractica
paleoastronautica
peterpetrellisite
plural-21
portal de la comunidad de los escuadrones por la verdad
Prueba documental.
Rafapal
Red de Prensa No Alineados
reflexoyquiromasaje
Revista digital angulo 13.
saludnaturismovegetariano
sanacionysalud.
sinhumos
skyfind
Sociedad alternativa
Terapias de sonido.
the-end-in-the-world
tnopala Un paseo multidimensional en la aventura Humana
WIKI conspiracion
www.rebelion.org

 

Blog alojado en ZoomBlog.com